Lecciones de elecciones – Por: Darío Echeverry Jr.

Lecciones de elecciones – Por: Darío Echeverry Jr. El domingo 27 concluyó otro capítulo más de la tragicomedia de las elecciones locales, donde el morbo y el sensacionalismo intentaron acaparar la atención pública, junto con las pataletas y salidas en falso de unos candidatos más concentrados en protagonizar un reality show, que en mostrarse como serios y centrados aspirantes al principal cargo político y administrativo del Distrito.

 

Retrospectivamente hablando, ¿ese es el tipo de campañas y candidatos que se merecen los ciudadanos del Distrito? Porque la verdad, hay que decirlo, frente a los graves problemas que ellos mismos diagnosticaban no se centraron en plantear soluciones sino en cómo se descalificaba o se menoscababa la figura del otro, sin respeto o mesura.

 

Había momentos en la campaña que parecía un proceso para elegir fiscal o procurador provincial o personero o contralor municipal y no alcalde. La mayor parte de los candidatos durante la mayor parte del tiempo perdieron sus papeles y roles, y se dedicaron a buscar protagonismo no con ideas sino con amarillismo.

 

¿Es cierto que en tiempos de posverdad y noticias falsas es lo que debe esperarse, pero una ciudad tan analizada por los aspirantes a dirigirla no merecería otra cosa?, ¿algo más serio y responsable? Por algo la gente termino votando masivamente por un candidato, el que más se apartó de ese modelo de hacer campaña y trato de tomar en serio un proceso electoral cargado de personalismos y chauvinismo.

 

Lejos estamos de aprender que la política busca generar consensos, controvertir no para tener la razón sino para conciliar propuestas. Más aun con una ciudadanía que desconfía de sus políticos no porque sean diferentes sino porque son iguales a ella, mezquinos y egoístas, que solo buscan su beneficio personal.

 

La privatización de la política es evidente en el nivel local, la gente desprecia a los políticos, pero solo porque se reconoce en ellos, personas que buscan resolver sus problemas particulares con pocos intereses colectivos.

 

Por eso las campañas se llenan de agresiones personales, donde no importa destruir la dignidad de las personas sino ganar, y ganar para beneficiarse individualmente. La población culpa de muchos de sus males a los políticos y a la política, pero solo porque no es capaz de reconocer su propia responsabilidad, su propia incapacidad de superar el individualismo y ser más solidarios.

 

El proceso electoral demuestra que la ciudadanía le encanta el espectáculo, que traslada del mundo de cantantes y actores, al mundo de sus políticos, porque a todos los envidian y les encanta el show que generan, sobretodo conocer detalles sórdidos e innobles, pues se regodean en la desgracia de los poderosos.

 

Lo triste es que los candidatos deberían subir el nivel, no caer en ese camino fácil del sensacionalismo y conducir a sus seguidores al nivel de la discusión y el análisis. Ahora después de la contienda electoral los antes aspirantes y ahora derrotados buscan mantener a como dé lugar el clima de confrontación amarillista, poniendo en duda no solo la voluntad del electorado, sino también a las instituciones públicas, debilitando al entramado del Estado-Nación que ellos mismos pretenden dirigir.

 

Es posible ser mejores, claro, pero hay que empezar por reconocer como hacemos las cosas, y que está mal, para poder cambiar. Y la trasformación no vendrá de afuera, debe venir de la comunidad misma.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Civilidad: ¡El semáforo se pasa es en verde!

 

Le puede interesar también: Mala o buena la caída de la ley de financiamiento

 

Le puede interesar también: Para tener credibilidad hay que tener coherencia

 

Le puede interesar también: De las redes sociales y los perfiles falsos

 

Le puede interesar también: Zorros politiqueros VS campañas alternativas

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Los usuarios de Iphone pueden descargar la nueva forma de escuchar radio dando click aquí

 

Comments

comments

Categories