Directo a las indirectas

Directo a las indirectasPor: Álvaro Pérez Vides

 

Por  comentarios como los del “ILUSTRE” abogado ISAAC JIMENEZ VERGARA, vuelvo a opinar en este medio, no con el ánimo de polemizar con nadie, y menos con quienes hacen de la injuria, la calumnia y el chantaje, protagonismos políticos medievales, si no, por el contrario, el de ser directo frente a las indirectas; ya que dichas aseveraciones, muy a pesar de que contemplan cierta genialidad política, la que siempre le he admirado y respetado a este reconocido jurista, politólogo y  litigante público.

 

Genialidad que al igual que su astucia e inteligencia, siempre suele sacar de la clandestinidad donde normalmente las guarda, justo en épocas preelectorales.

 

Todo esto porque me genera varias dudas e interrogantes la suspicacia mal intencionada del escrito; ya que es casi igual, como cuando uno quiere ofender a alguien con sus propias palabras, pero endilgándole la responsabilidad a otros pretendiendo posar de inmaculado,  por ejemplo: términos como ex guerrillero, asunto totalmente cierto, porque se refiere a mi paso y militancia activa en el M-19, grupo alzado en arma que se desmovilizo con todos sus miembros en 1990, fruto de un acuerdo de paz con el gobierno nacional, situación que es de público conocimiento, y para mí no es motivo de orgullo, ni de vergüenza tampoco, pero si me obliga a hacer un poco de historia.

 

Hasta ahí, todo correcto, si no fuera porque fue precisamente en mi paso por el M-19, donde tuve la oportunidad de conocer al “camarada” marxista leninista ISACC JIMENEZ VERGARA, como miembro activo del Ejército Popular de Liberación EPL, guerrilla maoísta que igualmente se desmovilizó en su gran mayoría constituyendo el movimiento político Esperanza, Paz y Libertad, movimiento político del cual tengo que decirlo con toda franqueza no hizo parte el amigo Isaac,  quedando algunos reductos disidentes bajo la orientación de Francisco Caraballo, los cuales sin contemplación alguna, se dedicaron a eliminar físicamente a sus antiguos compañeros de armas, Barrancabermeja también puso su cuota de esperanzados víctimas de la irracionalidad, me abstengo de dar nombres por respeto a la memoria de ellos y de sus familias, aclaro, no quiero con ello sindicar a nadie, pero si tengo que ser directo con las indirectas  del Doctor Isaac Jiménez y preguntarle a través de este mismo medio lo siguiente: ¿cuándo usted se refiere a mi como el ex guerrillero, lo hace simplemente en honor a la verdad, porque fui y deje de serlo?, ¿o porque usted todavía lo es como miembro activo del reducto que aun sobrevive en armas?, porque también tengo que ser responsable y decir que muchos de ustedes se desmovilizaron sin protocolo y por la salvaguarda de sus vidas se refugiaron en los partidos tradicionales, como creo que es su caso, sin embargo si esa fuera su realidad, igualmente el término exguerrillero le vendría a usted mismo como anillo al dedo.

 

Porque créame que después de eso lo volví a ver en calidad de secretario de gobierno, durante el periodo de Mario Evan, como cuota política del conservador Gabriel Galvis Molina, años 95-97 cuando yo oficiaba como concejal por la circunscripción especial de paz del M-19, donde tuve conocimiento que fue víctima de un supuesto secuestro por parte de sus antiguos compañeros, según informe de las autoridades de la época, supongo que para hacer claridad sobre su militancia política la cual en ese momento pintaba de azul.

 

Por otra parte pretender hacer aseveraciones y señalamientos, basado en los comentarios que esgrime un personaje en una revista, del cual no voy a entrar en mayores detalles, porque toda la ciudad sabe quién es, que hace y para qué sirve,  uno más de esos tantos que han llegado a la ciudad, como el mismo lo afirma, con una mano adelante y otra atrás, encontrándolo aquí todo, devolviendo a cambio maldad y puñaladas a todos los que ingenuamente le brindan ayuda.

 

En su momento podríamos revisar algunos hechos que hablan por sí solos.

 

Continuando con los interrogantes: ¿A parte de generar duda, que pretende al señalar al candidato Darío como coautor de dicho exabrupto politiquero? ¿Qué pensó, revivir las viejas prácticas, poniéndose al mismo nivel de la grosería para ayudar a quién? ¿Perdió su capacidad de análisis y argumentación, si es que las ha tenido, que le toca opinar a partir de peroratas de poca monta?

 

Se le olvida querido amigo, que hace aproximadamente un año me invito a que lo acompañara en su aspiración a la cámara por negritudes, que hace 2 meses nos invitó en calidad de vice presidente encargado del partido conservador a conformar una coalición para derrotar a Darío, déjeme decirle que si usted y su camarilla piensan que van a ganar elecciones de esa forma, lo dudo, porque las elecciones se ganan con votos y esos son el reflejo del reconocimiento del electorado a la virtud y al mérito, en ocasiones en respuesta a la simpatía y el carisma, pero especialmente al liderazgo, y ese si se construye con hechos, mi paso por el sector público está a la orden del día, esgrima las pruebas que tenga en contra mía y coloque como buen abogado las demandas que considere, para que sea la justicia la que determine quienes son los verdaderos criminales, si los que hacemos política de frente, o quienes se esconden detrás de la libertad de expresión para extorsionar y como sanguijuelas vivir a costa de los demás.

 

Para su conocimiento y el de todos, amigos y detractores, les informo que actualmente, al igual que el Ingeniero Heyner Mancera, soy precandidato del partido Alianza verde a la alcaldía de Barrancabermeja, que me someto al mecanismo que adopte el partido para escoger el candidato, de ser el escogido por el partido como candidato, asumo la responsabilidad de liderar para nuestra ciudad un proceso político de coalición, incluyente y participativo, que le devuelva la confianza a las comunidades, pero sobre todo que atienda sus requerimientos y necesidades, a eso lo invito, a construir juntos una mejor ciudad y una mejor sociedad, donde las diferencias y las contradicciones las manejemos con altura y gallardía, porque hacer política basados en la la injuria y la  infamia ni es ético, ni es legal.

Comments

comments

Categories