Inicio Ariel Avila Hablemos de comida y restaurantes

Hablemos de comida y restaurantes

sampayoPor: Andrés Miguel Sampayo Navarro

Ruth Reichl es una escritora y editora gastronómica norteamericana, que por muchos años fue editora del afamado diario californiano, Los Angeles Times. Ella, en una conferencia, expuso las siguientes letras. “Todo el mundo come. Y casi todo el mundo se preocupa por lo que hay en su plato. Los políticos siempre han sabido que una forma segura de garantizar votos es alimentar a la gente… Alimente bien a las personas y escucharán. Aliméntelas mal y se rebelarán”.

En la ciudad después de muchos ires y venires, por fin existe una variedad de restaurantes, que nos ofrecen calidad, servicio, y muy buena presentación en las comidas. De estos he identificado cuatro, que tienen un diseño exterior muy agradable, y una variedad en la carta que no tienen nada que envidiarle a cualquier restaurante ubicado en la Zona G en Bogotá. El orden del cual haga referencia a continuación, no es un indicador que sea mejor al segundo, de verdad los cuatro son muy buenos, y claro está que si se me escapa alguno, no fue intencional, es porque no lo he visitado.

El primero que voy a mencionar es un restaurante tradicional de la ciudad, y que ha estado desde cuando casi nadie creía en la región, este es La Cazuela. Después de la remodelación, da más gusto ir, sus recetas no cambian y eso es un buen síntoma, me comería mil veces una cazuela allá, porque ese sabor no lo he encontrado en otra parte del país. El segundo que mencionaré, es de los nuevos restaurantes, que tienen menos de 5 años, pero que ha logrado posicionarse, queda al lado de La Cazuela, se llama Oro Negro, y recomiendo mucho, el arroz indio que preparan. Las carnes no pueden faltar, y hay un restaurante exclusivo en esta especialidad se llama Barbacoas, el nuevo estilo que imponen, con los cactus afuera, lo transporta a uno a una ranchería. Por último, hablaré de Lé Café Francais, donde me han dicho que las berenjenas que preparan tienen un sabor único, tanto que muchas personas que nos visitan de afuera, buscan este restaurante, por la variedad de su cocina.

Quiero reconocer el esfuerzo que hacen estos empresarios, innovando y entregando alternativas para ir a sentarse y pasar un buen rato en la ciudad, invito a que hagan Uds. mismo la prueba, y salgan a comer o almorzar en unos de estos sitios, que de verdad no se arrepentirán, es más, propongo la creación de una guía de restaurantes en Barrancabermeja, que mucha falta hace.

“Más que un asunto de amas de casa desesperada, la comida es un aspecto nuclear en nuestras vidas” Ruth Reichl…

 

Comments

comments

Artículo anteriorQuiero morir dignamente – Por: Horacio Serpa Uribe
Artículo siguienteElkin revivió el festival vallenato