Daniel Coronell

¡Coronell, salve usted la causa!

¡Coronell, salve usted la causa!Por: Jorge Gomez Pinilla. 

 

– “Al golpear la credibilidad de una de las pocas publicaciones de prensa que todavía gozaban de alguna, nos dejan huérfanos”. Esto dijo Antonio Caballero a raíz del despido de Daniel Coronell como columnista de Semana, para referirse a una orfandad que se resume en esta pregunta que se hace -y responde- al final del párrafo: “¿A quién creerle? A nadie”. De acuerdo, ya no se puede creer en nadie.

Sigue leyendo

“The New York Times” y una “Semana” para reflexionar

“The New York Times” y una “Semana” para reflexionarPor: Jorge Gómez Pinilla

 

Por los mismos días en que estalló el escándalo por el artículo del New York Times que denunciaba el regreso de los falsos positivos mediante directrices trazadas por la comandancia del Ejército, y se conocía del bochornoso ocultamiento que hizo Semana de esa misma información, se supo también de una carta que más de 260 intelectuales de Colombia y el mundo le dirigieron al presidente Iván Duque, donde le expresan su preocupación por el “sistemático derramamiento de sangre” y advierten que “desde los lugares de poder gubernamental y los medios de comunicación, se incita a una escalada de odio y violencia que rompe la poca paz alcanzada». (Ver carta).

Sigue leyendo

Columna en respuesta a Daniel (Coronell y Samper)

Columna en respuesta a Daniel (Coronell y Samper)En días pasados el columnista Daniel Coronell retuiteó un trino de Santiago Rivas donde este se quejaba por la censura impuesta a su programa: “Puede que quiten Los puros criollos, pero no nos van a quitar lo público”. Daniel acompañó su mensaje con esta frase: “Comienza el exterminio de la independencia”. (Ver trino).

Sigue leyendo

Aquí se ha violado el derecho a la intimidad

Aquí se ha violado el derecho a la intimidad

Henry Zapata R

Por: Henry Zapata Reyes

 

Lo que aun no comprendo es el motivo o la razón que tuvo la revista Semana para publicar un artículo de un periodista que —bajo el manto de la ‘libertad de prensa’, y con propósitos inexplicables para el interés público—  intenta, sin derecho alguno, cuestionar aquello incuestionable, su ‘esfera privada’ (patrimonio de los ciudadanos, no de los funcionarios públicos).

Sigue leyendo

Categories