Solidarios.

Por: Darío Echeverry Jr.

 

La solidaridad y la movilización fueron durante mucho tiempo unos de los rasgos característicos de Barrancabermeja y su gente, pues frente a las adversidades la comunidad se unía para enfrentar las situaciones que se presentaban, y fue así que se pudo defender los derechos de los obreros, reclamar servicios públicos básicos y proteger la vida de los pobladores de este territorio.

Sigue leyendo

Elegimos a un ser humano como Alcalde, no a un Dios.

Por: Carlos Monroy.

 

Mucha gente en Barrancabermeja se ha quejado sobre la crisis económica y laboral que está atravesando en nuestra ciudad en los últimos tiempos; sin embargo, el desinterés colectivo y la indiferencia de la comunidad frente a esos factores que afectan a las familias barranqueñas podría decir que es la primera razón por la que estamos soportando esta consecuencia.

Sigue leyendo

Si va a marchar el 1 de abril usted debe saber esto.

Por: Edwin Palma Egea.

 

“No es que los políticos tengan mala memoria, es que conocen bien la mala memoria nuestra”.
FELIX DE BEDOUT.

 

En serio que en este país los políticos tradicionales se aprovechan de nuestra ‘mala memoria’. Asaltan la inteligencia de los colombianos y condenan sin tener autoridad moral.  Ahora el senador Uribe, junto con el ex procurador Ordóñez nos han convocado a marchar el próximo 1 de abril dizque “para rescatar la democracia y luchar contra la corrupción”.   Increíble   ¡Nos quieren salvar de ellos mismos!,  que odian la democracia y operan con corrupción.

Sigue leyendo

¡Hipócritas!

Por: Jairo Alfonso Martínez Gómez.

 

Algunos de los muy pocos ‘impolutos’ miembros que le quedan al grupo político del Centro Democrático, han salido en los últimos días a censurar la campaña del 2010 que llevó a la presidencia a Juan Manuel Santos, porque imprimieron un montonón de afiches con dineros que generosamente donó la firma brasileña Odebrecht.

Sigue leyendo

Estafadores de la fe.

Por: Joaquín Robles Zabala.

 

Colombia es un país de mafias. No olvidemos que desde la Colonia la industria del contrabando fue nuestro primer motor económico. Las mafias siguen siendo, más allá de nuestras glorias deportivas y la exportación de café, la mejor carta de presentación en el exterior: carteles de la droga, de la contratación, del papel higiénico, de los cuadernos, de los paños para bebés, de los partidos políticos y, por supuesto, de la fe.

Sigue leyendo

Los Extraños.

Por: Hernando Flórez Anaya.

 

Hay  gente  que  quiere  que  seamos  ‘extraños’  en nuestra propia ciudad, que pasemos  de  ser  cívicossolidariosalegrespropositivos  y  echa ‘os  pa’lante,  por  el  contrario,  a ser  camorrerosconflictivospeleonesretrógradosirrespetuosos y hasta promotores de la violencia  en  lugar  de  las  ideas  para  defender  las  posiciones.

Sigue leyendo

¡Se cayó el régimen!

A finales del siglo pasado, hace aproximadamente 20 años, hubo una ‘matriz de opinión’ que se apoderó de las mayorías electorales.  Temas como la privatización de los servicios públicos, la liquidación de hospitales, la venta de la banca al sector privado, el impulso a la siembra de palma africana, la conformación de cooperativas de seguridad para combatir a la guerrilla y la venta de los principales activos del Estado como ‘única salvación’ para la economía del país fueron utilizados con éxito para ganar elecciones.

Sigue leyendo

Barrancabermeja, tan importante pero en la olla.

Por: Horacio Serpa Uribe.

 

A Barrancabermeja nada le quita el nombre de ‘Capital del Petróleo’.   Tiene 350.000 habitantes,  sigue produciendo crudo,  es sede del mayor complejo petroquímico del país,  puerto del rio Magdalena y centro geográfico nacional,  lo  que  resulta  de enorme interés para Colombia si la nación hace las inversiones proyectadas. Las necesita el país, pero están embolatadas.

Sigue leyendo

Oportunistas, pescando en ciénaga revuelta.

Por: Cristhian Gutiérrez Martínez.

 

Empiezo resaltando la tarea del delegado Gabriel Jaime Dávila, quien en su función de Delegado de la Procuraduría convocó a todas las autoridades interesadas en la realidad de la ciénaga San Silvestre para visitarla y encontrar los focos de contaminación y sus eventuales soluciones.   Felicito a ese Gabriel Jaime desprendido de cualquier interés político o amistad que pudiera parcializar su actuación y centrado solo en la realidad de lo que se debe buscar.   Ese es el camino que se debió recorrer desde el principio.

Sigue leyendo

Columnistas