¿Propuesta «uribista» o propuesta mamagallista? (Por: Daniel Sossa Téllez)

¿Propuesta "uribista" o propuesta mamagallista?   (Por: Daniel Sossa Téllez)El tema del empleo en Barrancabermeja es tan sensible, que si un candidato a la alcaldía anuncia «12.000 oportunidades de empleo», lo menos que puede hacer uno es interesarse por el tema.

 

Lo mejor para enterarse a fondo de la propuesta sobre las «12.000 oportunidades de empleo», es ir —directamente— a la fuente, es decir al programa de gobierno del candidato Jonathan Vásquez,  pero para mí sorpresa en el documento que presentó Jonathan Vásquez ante la Registraduría del Estado Civil,  NO aparece en forma concreta y explícita esa propuesta en particular.    Es decir, por ningún lado del programa de gobierno de Jonathan Vásquez aparecen las «12.000 oportunidades de empleo» para los barranqueños.

 

Surgen entonces las preguntas:

 

— ¿Es solo mamadera de gallo?

— ¿Demagogia para engañar incautos y conseguir los votos de una ciudad sufrida, con más de 5 años en crisis económica?

— ¿O hay algo más de fondo?

 

Desde la campaña pasada, hace 4 años, me ha parecido que Jonathan Vásquez  es fiel representante del «neoliberalismo puro».

 

Sus respuestas en la campaña pasada y sus respuestas en la actual campaña así lo indican,   solo que disfraza sus posturas con un discurso  que  se  hace «parecer social», pero que no es ni de cerca social, sino por el contrario, del más puro corte neoliberal;  quizás su formación como «economista», de la Universidad de los Andes es lo que marca su pensamiento, universidad de donde ha salido toda una pléyade de profesionales que no han resuelto el problema de Colombia y por el contrario lo han ahondado más, pero también de allí han salido los más importantes representantes de los escándalos de corrupción de los últimos años en Colombia (1).

 

Sobre el tema de la propuesta de Jonathan de «12.000 oportunidades de empleo», parece entonces acercarse a la propuesta del uribismo de «empleo por horas» y que exponen sus máximos representantes en los temas económicos (directores de gremios económicos y columnistas).    Este «empleo por horas»  es  sin  garantías laborales para los trabajadores, dizque para atraer a Colombia la «confianza inversionista».

 

El señor Jonathan Vásquez no es ningún estúpido, para no saber que Barrancabermeja es la única ciudad donde el uribismo no ha podido ganar nunca, por tanto, no dice —de frente— su cercanía ideológica al partido del senador Uribe y disfraza con su discurso sus verdaderas intenciones de llegar al poder.

 

Pero, las convicciones íntimas son tan difíciles de esconder como el dinero, la mala educación o el catarro.

 

Así las cosas, Jonathan Vásquez se acerca (o quiere asemejarse) al dueño del uribismo con las tácticas de AUV, atacando a sus contradictorias con insultos, señalamientos sin pruebas, groserías e intimidaciones.

 

El «te doy en la cara marica» es reemplazado aquí por «lavaperros», o el «plomo es lo que viene, plomo es lo que hay» reemplaza al «usted es una vieja chismosa».

 

Pero las coincidencias no paran ahí, sino que siguen con la falta de coherencia ideológica, cuando por un lado trata de «corruptos a todos», pero hace alianzas sin ningún rubor con la “más prestante” clase política corrupta regional  y no le importan los cuestionamientos sobre los apoyos que recibe de reconocidos “clanes” politiqueros nacionales, vinculados al narcotráfico y al paramilitarismo y por el contrario minimiza sus prontuarios y defiende su alianza con esos políticos con argumentos superfluos.

 

Las acusaciones a sus adversarios sin fundamento (como Uribe), la utilización de sicarios virtuales para atacar a sus adversarios (como Uribe), la utilización de las teorías de la propaganda Nazi  (como Uribe), son cada día más notorias.

 

Cada vez que alguien lo critica, le echa la culpa de todos los males de Barrancabermeja, tal como hizo con el partido Liberal, para después acoger en sus huestes a los representantes de este partido;  todo ello queriendo emular a Álvaro Uribe.

 

Pero hay una diferencia abismal entre Álvaro Uribe  y  Jonathan Vásquez, puesto que el primero (Uribe), a pesar que estemos o no de acuerdo con él, por lo menos ha hecho una carrera larga como político, mientras que el segundo (Jonathan),  hasta  ahora no ha hecho nada más que unos cuantos contratos de prestación de servicios y ser el representante de unas Fundaciones «todas extrañas».

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 (1)  De la Universidad de los Andes son egresados:     María del Pilar Hurtado,   Nathalia Zúñiga,   Manuel Francisco Nule Velilla,   Miguel Eduardo Nule Velilla,    Andrés Felipe Arias,    Gabriel Ignacio García Morales,    Sabas Pretelt de la Vega,    Julieta Naranjo Luján,    César Fernando Mondragón  y   Juan Carlos Bastidas.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Colombia pide a gritos un cambio: No podemos fallarle al país el 27 de octubre

 

Le puede interesar también: Preservar el futuro

 

Le puede interesar también: ¿Y el petróleo?

 

Le puede interesar también: ¿Qué hacemos con los grupos Clasificados?

 

Le puede interesar también: La transición energética no puede ser un choque de destrucción creativa

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories