Un jardín para los ‘Orquidiotas’ – Por: Pedro Severiche A

Un jardín para los 'Orquidiotas' - Por: Pedro Severiche A Las orquídeas forman probablemente la familia de plantas más extensa, con más de 25,000 especies identificadas hasta el momento por los científicos. Aunque la variación en tamaño, color y textura es enorme, sus flores presentan una estructura básica: tres sépalos y tres pétalos, pero uno de ellos es diferente a los otros dos y se le llama labelo.

 

Las diferencias entre ellas son tan grandes que difícilmente podríamos pensar que son “parientas”, orquídeas en forma de estrellas de mar, orquídeas con barbas, con pelos, orquídeas brillosas, otras fabricadas casi de cera, orquídeas rojas, orquídeas moradas, blancas, moteadas, amarillas, rosa pálido, verdes; orquídeas que simulan abejas o mariposas o delicados pensamientos, orquídeas araña, orquídeas aromáticas, apestosas o sin olor; unas diminutas otras gigantescas; zapatillas de dama, formas de tulipán, cara de mandarín, nudo, erizo… un festejo de formas, colores y tamaños.

 

 

 

¿Quiénes son los ‘orquidiotas’?

 

No son muchos, pero son los suficientes para colmar un ejército de seguidores de la fiebre por las orquídeas que se ha ido tomando a Barrancabermeja, centro natural de estas hermosas flores que se dan silvestre y adornan el paisaje con la variedad de sus formas y colores.

 

 

Se dan cita con cierta periodicidad, liderados por el médico veterinario, Álvaro Díaz, y seguido por el exsecretario de gobierno municipal Fernando Acuña, quienes unen sus pasiones por las orquídeas logrando que cada día sean más los que integren este ejército que ellos han bautizado como “el ejército de los ‘orquidiotas’”.

 

Según el médico Díaz, tres son las escalas que hay para medir esta fiebre: los ‘orquidiotas’, que es la escala de principiantes; luego vienen los ‘orquidiólogos’, que son los estudiosos de orquídeas y finalmente los ‘orquidiopatas’, los enfermos por las flores. Él asegura estar en el primer nivel.

 

 

 

Una lente para las orquídeas

 

Años atrás pude estar en una de las conferencias que dictó el fotógrafo profesional santandereano Holger López Toscano, a quien su amor por las orquídeas lo ha llevado hasta el Jardín Botánico de Nueva York para oficiar como asistente.

 

El doctor Díaz describe así a López Toscano: “Holger tiene una amplia trayectoria en esto de las orquídeas. Ha recorrido el mundo varias veces. Ha trabajado con revistas internacionales importantes. Es un enamorado, un amante al exceso de las orquídeas, tanto que publicó su libro ‘Orquídeas Nativas de Santander’, que ya es referente de estudio en muchas partes”.

 

Con él, con López Toscano, tuvimos la siguiente entrevista:

 

 

¿Qué lo trae por Barrancabermeja?

 

Estamos acá en el puerto petrolero en unos talleres de lo que es el inventario de las orquídeas en Colombia. Antes de mí, han venido otros especialistas a hablar del mismo tema, procedentes de Antioquia y de Bogotá. Yo he venido a hablar de las orquídeas del Magdalena Medio y particularmente de Barrancabermeja.

 

 

¿Hay muchas?

 

Hay muchísimas. Yo tengo de esta zona un referente de 28 especies. Están en Puerto Wilches, san Vicente de Chucurí, El Carmen, La Fuente, Sabana de Torres, en el Cañón de Chicamocha que inicia en Boyacá y termina en Zapatoca.

 

 

¿Qué especies son ellas?

 

Hay Catleyas, Encíclicas, Coreantes (nunca lo he podido saber, pero es posible que existan en Puerto Wilches). Hay que verificar si están o no que ya es cuestión de los que viven aquí.

 

 

 

¿En qué se diferencian?

 

No se diferencian en nada. Cada orquídea tiene su propio mundo, cada orquídea tiene su propia personalidad.

 

¿Cómo estamos en relación con Medellín, por ejemplo?

 

Estamos bien. Yo no soy partidario de las exposiciones de orquídeas en ferias porque siempre se traen orquídeas que no son del clima y se compran por la flor, muy bonita, y se la lleva para la casa. Pasa la floración y uno las tiene que botar porque ya es un chamizo.

 

 

¿Qué propone entonces?

 

Yo soy partidario de la divulgación, de estudiarlas como lo estamos haciendo aquí, pero no soy partidario de su comercialización.

 

 

¿Qué les recomienda a los ‘orquidiotas’?

 

Yo admiro mucho aquí al doctor Díaz. Yo recomiendo seguirlo a él aquí. Su cultivo privado es bueno. Su jardín sirve para que las conozcamos y además con él se puede saber mucho de su cuidado y conservación.

 

 

¿Cómo llegó a enamorarse de las orquídeas?

 

Es parte de un trabajo que hice hace mucho tiempo y me parecieron muy interesantes, porque me parecieron enigmáticas. Me gustan como viven y conviven con la naturaleza, con las aves, los colibríes, con las abejas que las polinizan. Me metí en el cuento y ahí me quedé.

 

 

¿Recordemos cuál es la orquídea nacional?

 

La orquídea nacional es la Catleya Triana, en honor de un botánico que la llevó a Europa y la hizo célebre entre la monarquía del siglo XIX. Se decidió que fuera así, cuando se requirió llevarla a una exposición en Buenos Aires por allá en 1936. Hay que decir que la Catleya Triana tiene 70 especies, pero no se dijo cuál de esas especies es la llamada ‘Flor de Mayo’ o flor insignia de Colombia.

 

 

¿No está claro entonces? 

 

Es una de las cosas que le hace falta al país, definir por ley cuál es la flor nacional, o mejor, cuál es la Catleya Triana, que nos identifica como flor de los colombianos.

 

 

¿Y cómo estamos en Santander con su flor insigne?

 

Se hizo un ejercicio en la Asamblea de Santander recientemente y se nombró flor del Departamento a la Catleya Mendel, que es endémica. Tiene 56 o 60 híbridos. Se fijó la Catleya Tipo que es de Zapatoca, que se da en el Cañón de Chicamocha, en Málaga, en la Provincia de Soto Norte. Ya tenemos la flor nuestra, es la Catleya Mendel Tipo.

 

 

 

 

¿Se dan Silvestre las orquídeas?

 

Claro, todas las orquídeas son del monte. Todas.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  La dignidad de Noticias Uno

 

Le puede interesar también: Ante el cierre de Noticias Uno, resistencia con El Unicornio

 

Le puede interesar también: Prioridades municipales

 

Le puede interesar también: Indecisión local

 

Le puede interesar también: En Barrancabermeja, la justicia y la salud, al borde de la crisis

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories