Indecisión local – Por: Darío Echeverry Jr.

Indecisión local – Por: Darío Echeverry Jr.Un rasgo del proceso electoral actual es el alto nivel de indecisión, en las diferentes encuestas que se han conocido, en los sondeos de opinión y en las calles se percibe como un alto número de personas, algunos especulan que cerca de una cuarta parte del electorado, aún no han tomado decisión y no saben por quién votar.

 

Esto aplica para alcaldía, gobernación y concejo, donde la vacilación se mantiene en medio de un ambiente electoral un tanto apagado, sin el fervor de procesos anteriores, pero que se ha ido calentando en la medida en que se acerca la fecha definitiva.

 

Esta campaña electoral se ha caracterizado por su brevedad y eso ha provocado indiferencia e indecisión entre los ciudadanos, que lentamente se han venido involucrando en el proceso.

 

Así las cosas, es difícil determinar cómo van a ser los resultados electorales locales, pues la gente se está tomando demasiado tiempo para decidir. La polarización en la campaña a la alcaldía no ha servido para incrementar la decisión ciudadana, al contrario, ha provocado un recelo y una especie de prudencia política, muchas personas siguen a la expectativa de lo que pueda pasar para tomar partido.

 

La campaña a la gobernación ha estado bastante apagada y su distanciamiento de la campaña a la alcaldía ha generado bastante indiferencia entre la gente, se puede percibir un escaso entusiasmo hacia el proceso.

 

Solo las campañas al concejo han podido movilizar al electorado, pues por un lado el alto número de candidatos, más de 300, y por el otro la dinámica propia de esas campañas, más personalizada, segmentada y localizada, ha logrado que la comunidad se involucre en el proceso electoral, mostrando interés y movilizándose.

 

En menos de dos meses son las elecciones, lo que presupone que el proselitismo aumentara en los días por venir, en especial buscando seducir a los indecisos que son los que podrán inclinar la balanza para determinar los resultados finales.

 

En los días por venir se necesitará una campaña electoral dinámica, sectorizada e intensa, acompañada de un discurso cada vez más generoso, pero bastante discutible.

 

El trabajo en calles y barrios, así como los medios de comunicación tendrán un valor cada vez más importante, no habrá tiempo para las reuniones y el manejo de medios puede compensar la falta de contacto directo con los candidatos.

 

El juego de alianzas y adhesiones será vital en las próximas semanas, los golpes de opinión que se deriven pueden definir una campaña a la alcaldía cada vez más apretada.

 

Para la gobernación, el alineamiento y la definición de respaldos a los candidatos por parte de los aspirantes locales será vital para determinar quién suma mayor número de votos.

Al concejo la lucha cuerpo a cuerpo se incrementará, cada día la pelea voto a voto se hará más enconada, y solo los partidos y las listas que superen el umbral podrán ubicar a sus candidatos al concejo.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Dos errores de Iván Márquez

 

Le puede interesar también: Ante el cierre de Noticias Uno, resistencia con El Unicornio

 

Le puede interesar también: Prioridades municipales

 

Le puede interesar también: Una opinión más

 

Le puede interesar también: Acordemos una reforma a la negociación colectiva en el sector privado

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories