Las propuestas de los candidatos – Editorial El Medio Magdalena

Las propuestas de los candidatos – Editorial El Medio Magdalena Lo que se ha podido apreciar hasta el momento de este proceso electoral han sido discusiones y enfrentamientos estériles e inútiles, maniobras y estrategias electorales, pero poco se ha escuchado sobre propuestas, proyectos y planteamientos claros para el desarrollo del municipio.

 

Parece mentira, pero la retórica sobre corrupción, renovación, y liderazgo abundan en los discursos e intervenciones públicas de los candidatos a las diferentes corporaciones y cargos públicos, pero son escasos los planteamientos de fondo, los análisis serios y responsables sobre la realidad municipal y las propuestas para enfrentar los diferentes retos que Barrancabermeja debe encarar en los próximos años.

 

Es tan pobre el debate político, son tan limitados las ideas presentadas, que esta época de proselitismo se ha limitado a discusiones sobre respaldos partidistas y fotos familiares, mientras que lo de fondo ha sido tocado accidentalmente y de manera muy superficial, las propuestas presentadas son escasas y realmente no van a resolver de fondo los problemas de la gente.

 

Se podría decir que debido a que aún los precandidatos no se han inscrito ante la Registraduría, pues no son oficialmente candidatos y por eso todavía no es tiempo para entrar en materia y presentar las propuestas, pero eso es una excusa pobre y superficial.

 

La realidad del municipio, como muchos de los aspirantes han señalado y reiterado, requiere de no solo firmeza de carácter, formación académica y experiencia laboral, sino también es indispensable un conocimiento profundo de las dinámicas económicas y sociales del municipio, así como de la formulación de propuestas acordes con las necesidades locales, pero de eso se ha escuchado poco a pesar de la gran responsabilidad que los mismos aspirantes han señalado en su proceso y de la importancia que tienen.

 

En términos reales, a pesar de que no han cerrado las inscripciones, los precandidatos debieron comenzar con plantear cuales es su lectura crítica de la realidad local y esbozar sus ideas para el desarrollo de la municipalidad, antes de entrar en el detalle de las propuestas que son propias del proceso electoral que se avecina.

 

Sobre todo, cuando se revisa que el discurso de los precandidatos gira en torno a destacar los profundos problemas políticos, sociales y económicos del municipio, sin entrar a explicarlos ni mucho menos a conocer como llegaron a esa conclusión, además de recalcar reiterativamente que las necesidades de la comunidad son cada vez mayores, y toda una perorata sobre falencias y errores del gobierno.

 

Pero en términos reales no señalan ni una pizca de análisis de la realidad local, ni en lenguaje técnico ni en lenguaje común hacen una verdadera reflexión sobre lo que ha sucedido en el municipio, y como desde ese análisis enfrentaran los próximos cuatro años de gobierno.

 

Y si no hacen ese ejercicio ahora que hay tiempo, apenas inicie el periodo electoral tampoco lo harán, pues no tendrán tiempo porque el torbellino de reuniones, eventos, manifestaciones absorberán su atención y difícilmente podrán hacer reflexiones profundas sobre la realidad local.

 

Es indispensable hacer un llamado a todos los precandidatos y candidatos a superar los lugares comunes, los discursos repetitivos y las oratorias obvias para hablarle a la comunidad con argumentos y propuestas sustentadas.

 

La indiferencia de la ciudadanía frente a la política es resultado en parte de la superficialidad del discurso político, que subestima al electorado y que no lo trata como reales sujetos políticos.

 

Se requiere conocer que tanto han estudiado la ciudad los candidatos, y a partir de que información sustentan sus propuestas, para que la comunidad tenga el conocimiento suficiente al momento de elegir.

 

La población no puede elegir a partir de frases repetitivas y superficiales, que de fondo no aportan nada a conocer la realidad y a solución de los problemas. Es necesario exigir un mayor nivel a los candidatos, que puedan explicar lo que sucede y plantear soluciones reales, si no hacen esto no podrían seguir con esa critica que hacen a los políticos o a los gobiernos, pues terminaría repitiendo el comportamiento que se supone critican.

 

No se puede seguir hablando de cambio o de un nuevo comienzo si no se empieza por cambiar la forma como se hace política, y en este caso es indispensable dejar de repetir frases y palabras sueltas y pegajosas y empezar a hablar de propuestas, de abordar la realidad con profundidad y dejar atrás las mismas referencias al pasado o a la corrupción, que en cada elección se hace pero que más allá de la retórica proselitista no tienen trascendencia.

 

Hay que recordar que se van a elegir por voto popular al alcalde, concejales, diputados y gobernador, pero no se van a elegir contralor, personero, fiscal y procurador en las urnas, así que el discurso debe estar ajustado a la realidad, a lo que se va a elegir.

 

En octubre se va a elegir a quienes van a administrar y gestionar recursos para la comunidad, para el municipio, y en esa medida deben ser sus propuestas y ajustado a esa realidad debe ser su discurso.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

 

Le puede interesar:  A participar

 

Le puede interesar también: Verdad con bichos

 

Le puede interesar también: El alcalde de Bucaramanga y sus 20.000 casas de papel

 

Le puede interesar también: Ruta del Sol: La cronología de que «ser pillo paga»

 

Le puede interesar también: ¡A elegir lo más ‘puro’!

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories