¿Por qué Jonathan Vásquez ha perdido popularidad? (Por Henry Sanabria)

¿Por qué Jonathan Vásquez ha perdido popularidad? (Por Henry Sanabria)Hace solo dos meses, Jonathan Vásquez se alardeaba en las redes sociales sobre su intención “pura y transparente” de postular su nombre, nuevamente, a la alcaldía de Barrancabermeja a través de la recolección de firmas.

 

Con toda seguridad, indicaba el dueño de la «bloquera solidaria», que ya tenía recogidas 29.000 firmas válidas de las más de 35.000 que contaba en su haber, y que con ello «cumplía con la exigencia de la ley».      Prometía por esos días, a pie juntillas, que su campaña «saldría avante con el respaldo de la ciudadanía».

 

Sin embargo esta semana nos llevamos una enorme sorpresa; pues Jonathan “el matemático”, pareció ya no confiar mucho en sus firmas y salió a decir en una entrevista con el periodista Yesid Fuentes que, «como él le puso a Pepe Gnecco, candidato al Senado, 2000 votos en la ciudad esto por derecho  lo habilitaba para ser dueño del aval del Partido de la U y ser candidato por esta colectividad a la alcaldía de Barrancabermeja».

 

 

 

Me dicen amigos que pertenecen al Partido de la U que Jonathan se aprovechó de algunos artículos del Reglamento Interno de esa organización política.

 

Es decir, «de la noche a la mañana», para Jonathan Vásquez   la recolección de firmas pasó a ser su «Plan B» y con ello «la transparencia y la independencia» que proclamaba por todas partes.        Ahora su «Plan A»  —y  su  confianza—  están depositadas en el «Clan Gnecco de Valledupar» para pasar por encima de Paul Solórzano con el aval del Partido de la U.

 

Dicho de otra manera, en un abrir y cerrar de ojos, las «cuentas alegres» que había hecho el «matemático bloquero» —sobre firmas recogidas y válidas— ya no le inspiraban confianza,  quedaban por el piso, y su futuro como candidato lo apuesta «a la influencia política de Pepe Gnecco» para conseguirle un aval de bolsillo.

 

 

¿Qué tal este candidato “cívico” al 100%?

 

Ya no es un secreto, nadie se lo está inventando;     Jonathan Vásquez en las entrevistas que concede no tiene pudor para decir que «los resultados de las encuestas que circulan por las redes sociales lo han llevado a recibir muchas de llamadas de políticos de diversos pelambres expresándole su respaldo».     Si esta es la situación entonces es fácil pensar que para Jonathan Vásquez lo de «candidato cívico e independiente» ya quedó atrás, ahora se muestra, sin recato alguno, como un «candidato político cualquiera».     Uno más de los tantos que se disputan los pocos y costosos avales.

 

Por estos días a Jonathan Vásquez poco o nada le importa que la ciudadanía pensara ingenuamente que, él, «el joven bloquero y mal matemático», representaba una política independiente;   ahora solo le interesa y le «seducen» las llamadas de los políticos, cuestionados o no (eso parece que no le importa), por sus votos y sus apoyos millonarios.    Ya el «muchacho de la guitarra» no quiere más vestir ese ropaje de humilde para hacerles creer a muchos que estaba de su lado.

 

Ahora lo que le importa es cuántas veces lo llaman desde Bogotá los dirigentes del Partido de la U;    ahora sólo le importan las palabra de Gnecco;    y así, entonces, la farsa de recorrer la ciudad, de recoger firmas y de la tal “bloquera solidaria”,  han pasado a ser públicamente lo que siempre fueron: una fachada burda y de mal gusto orientada a mostrarse como un candidato independiente.

 

 

Para Jonathan Vásquez, al parecer, las comunidades más vulnerables «no $uman», por el contrario ahora estas fastidian.       Los apoyos que valen la pena, en la recta final de la lucha electoral por la alcaldía, son los de los politiqueros que lo están «ungiendo desde Bogotá»;     y, como lo ha dicho hasta el cansancio cada que lo entrevistan:   “él ya tiene una experiencia anterior”, y a como de lugar, ésta vez no piensa quedar de segundo,  no señor, ésta vez no quiere perder, «así tenga que colgarse en el pecho un aval prestado», pasar por encima del concejal Paul Solórzano y hasta aliarse con cuanto negociante político tenga que hacerlo.

 

Planteo las siguientes preguntas:

 

¿Cuál es el afán de Jonathan Vásquez, por quedarse con el aval del Partido de la U?

 

¿Por qué dejar tirado el proceso de recolección de firmas, y enfrentarse al repudio social que implica despojar al concejal Paul Solórzano, de un aval que todo el mundo sabe que él no merece?

 

 

Las respuestas son sencillas:

 

—El proceso de recolección de firmas, no ha sido lo suficientemente riguroso, pues la mayoría de los “voluntarios” recogedores de firmas no han hecho la tarea de buena gana, pues, los pagos prometidos nunca llegaron.    La posibilidad de que las firmas recogidas no pasen el proceso de validación ante la Registraduría y el Consejo Nacional Electoral lo tiene atormentado.

 

—Su campaña está estancada y a estas alturas no muestra una capacidad de renovar y reinventar su propuesta política a los barranqueños.     Jonathan Vásquez ya no le cuenta nada distinto a los barranqueños desde hace 4 años.

 

—El lanzamiento del concejal Paul Solórzano lo ha debilitado fuertemente en los sectores populares donde Jonathan con su fachada de la «bloquera solidaria» había logrado unos importantes apoyos.     Paul Solórzano le ha limitado su espacio de acción electoral y muchos de los líderes que lo acompañaban ya se han marchado y están apoyando la propuesta de Solórzano.

 

—En el sector de los jóvenes las cosas no van mejor.    El asunto empeora cada vez más para Jonathan Vásquez.     La arremetida de Nicolás Contreras Báez, y su remontada en las encuestas, le han mostrado a Jonathan que los votos de la juventud cada día se inclinan en apoyar a un candidato más cercano a ellos, me refiero a   Nicolás.

 

—Así las cosas, en tal estado de «desespero», la vía de salvación que parece ha tomado Vásquez es la de mostrarse tal y como realmente ha sido y es: «un candidato político que solo le sirve a la clase política».

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

HENRY SANABRIA VEGA es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: cupiagua23@hotmail.com

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

 

Le puede interesar:  Kevin, un héroe que emociona el alma barranqueña

 

Le puede interesar también: Los 11 mejores narradores de nuestra radiodifusión

 

Le puede interesar también: ¿Por qué no se pronuncian los candidatos frente al «fracking»?

 

Le puede interesar también:  Esa vez que Barrancabermeja no fue Distrito

 

Le puede interesar también: Iván Duque, mi reino por un fiscal adecuado

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories