Esa vez que Barrancabermeja no fue Distrito – (Por: Pedro Severiche)

Esa vez que Barrancabermeja no fue Distrito - (Por: Pedro Severiche)Yo tengo un primo que es ingeniero civil y se llama Alberto Murcia Severiche. Ama a Barrancabermeja como el que más. Fue su alcalde en 1981, solo un año, y en ese solo año logró que Ecopetrol le pagara por primera vez al Municipio los impuestos de Industria y Comercio al igual que el Predial.

 

Fueron 100 millones de pesos anuales que, a partir de su gobierno, Ecopetrol comenzó a girarle al tesoro municipal y con ello Barrancabermeja inició una nueva vida en su desarrollo. Cuando la plata de Ecopetrol llegó a las arcas de la tesorería por vez primera, ya mi primo no era alcalde. Lo había sucedido el único alcalde en el planeta que terminó siendo cura, el abogado, economista e historiador Jaime Barba Rincón. Por lo general, los curas terminan siendo alcaldes; pero en Barrancabermeja, la paradoja es la norma.

 

Mi primo Murcia siguió su camino en lo público y llegó a ejercer como concejal de Barrancabermeja durante cuatro periodos; fue Secretario de Educación de Santander y Representante a la Cámara en condición de suplente. Me faltó decir que como ingeniero civil fue quien construyó la Policlínica de Ecopetrol, Ismael Darío Rincón.

 

 

Una palomita

 

En la ‘palomita’ que el también ingeniero José Arístides Andrade le dio en el Congreso de la República, en el año de 1988, Murcia presentó una reforma constitucional para convertir a Barrancabermeja en Distrito Especial Petrolero. Con su esfuerzo y tesón logró darle primera vuelta, o sea cuatro debates en Cámara y Senado. Dos y dos.

 

“Vi en la figura del Distrito Especial una posibilidad para que Barrancabermeja recibiera unos recursos adicionales para poderse desarrollar rápidamente y por eso cuando llego al Congreso lo primero que hago es presentar ese proyecto”,recuerda con nostalgia el primo Murcia.

 

Vale recordar, hoy que la ciudad esta ad portas de nuevo de ser Distrito Especial, cómo por un voto se perdió en segunda vuelta la posibilidad de ser Distrito Especial hace treinta años.

 

 

Historia de lo que no fue

 

Mi primo Alberto logró que en los primeros cuatro debates apoyaran su iniciativa gente que no estaba de acuerdo con el trámite de 16 proyectos de actos legislativos que fueron presentados en esa legislatura de 1988 para igual número de distritos.

 

“Convencí a Luis Carlos Galán que con el Nuevo Liberalismo se oponían a estos nuevos entes territoriales, también a los liberales que se mostraban en desacuerdo”, rememora Murcia.

 

“También recuerdo con cariño cómo el congresista santandereano Tiberio Villarreal Ramos, que era contrario al Fila, me manifestó su respaldo al proyecto y lo votó a favor”, dice el exalcalde de Barrancabermeja.

 

De los 16 proyectos de Distritos Especiales, solamente dos de ellos pasaron a Segunda Vuelta para el año de 1989: Santa Marta y Barrancabermeja.

 

 

 

Faltó un voto

 

En 1989, cuando el proyecto inicia su recorrido en segunda vuelta por Cámara de Representantes, mi primo ya no era congresista. Se había acabado ‘la paloma’ que Andrade le había dado en el 88 a este hombre, que además como Alcalde de amada Barrancabermeja había logrado que Ecopetrol pavimentara toda la Avenida Circunvalar desde la USO hasta donde Trillos.

 

“Había un acuerdo con Ecopetrol de que ellos pavimentaban la Circunvalar porque el municipio le había entregado la antigua vía para que la empresa pudiera construir la Unidad de Balance”, recuerda Murcia.

 

“Pero quedaba sin pavimentar de la Floresta hasta donde Trillos. Entonces hablamos con Ecopetrol, personalmente hablé con su Presidente, para que se pavimentara ese pedacito con cargo al municipio, y así se hizo”, comenta orgulloso mi pariente.

 

Mi primo, ya sin credencial y con plata de su bolsillo, viajó al Congreso a empujar su proyecto de Distrito Especial y tuvo su primer revés cuando el presidente de la Comisión Primera, quien era de su partido Poder Popular (que lideraba Ernesto Samper) le negó el voto. Mi primo le preguntó por qué lo había hecho y este le respondió:

 

– Porque Horacio (Serpa) no me llamó.

 

Pero si a Barrancabermeja le faltó un solo voto, Santa Marta obtuvo apenas un voto esa vez. Fue entonces cuando mi primo, con el autor de la iniciativa de los samarios Juan Carlos Vides Menotti, decidieron apelar ante la plenaria de la Cámara de Representantes que presidía para entonces el médico santandereano Norberto Morales Ballesteros. Apelación aceptada.

 

Ballesteros envió de nuevo los proyectos de Santa Marta y Barrancabermeja a las comisiones Tercera y Quinta respectivamente para volver a ser votados. Y aquí fue donde faltó el voto.

 

 

Botaron a mi hermano

 

El día de la votación en Comisión Quinta de Cámara mi primo llegó, muy tieso y muy majo, esperando el paso de su proyecto sin contratiempo alguno. Me dice que todo estaba listo, que tenía los votos, cuando de repente la congresista Hilda de Jaramillo se levantó de su curul y se fue para el baño a donde el primo Murcia no podía seguirla.

 

Vale decir que la señora de Jaramillo era hermana del entonces Director del Hospital Integrado San Rafael de esta ciudad, Carlos Martínez, y a quien la Confederación Liberal de Santander le acababa de mover la butaca para nombrar al médico Carlos Gaitán Camacho en su reemplazo.

 

Cuenta mi primo que la señora Hilda se quedó en el baño hasta que pasó la votación y por su voto negado, esa vez Barrancabermeja no fue Distrito Especial.

 

Cuando mi primo le preguntó a la señora Hilda por qué le había hecho eso, por qué le había negado el voto, ella le respondió tajante:

 

-Horacio botó a mi hermano del Hospital.

 

“Eso no fue cierto, dice mi primo. Horacio, que era el Procurador General de la Nación, nada tuvo que ver con ese despido”,afirma con tristeza Murcia Severiche.

 

Ya no había tiempo de apelar y el proyecto quedó ahí, y ahí murió. Pero fíjense ustedes como son las cosas; Santa Marta si lo fue; y lo logró mediante el Acto Legislativo 3 de diciembre 29 de 1989. No sé si para bien o para mal, pero desde hace treinta años Barrancabermeja sería Distrito Especial Petrolero.

 

 

Grande, primo Murcia.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

PEDRO SEVERICHE ACOSTA:  BARRANCABERMEJA VIRTUAL Colección 100 relatos para El Centenario

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

 

Le puede interesar:  Kevin, un héroe que emociona el alma barranqueña

 

Le puede interesar también: Los 11 mejores narradores de nuestra radiodifusión

 

Le puede interesar también: ¿Por qué no se pronuncian los candidatos frente al «fracking»?

 

Le puede interesar también:  El preso

 

Le puede interesar también: Iván Duque, mi reino por un fiscal adecuado

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Categories