Más y mejor Agua

Más y mejor Agua - Editorial El Medio MagdalenaEditorial El Medio Magdalena

 

En días pasados se conoció una importante noticia para Barrancabermeja, se firmó entre la Administración Municipal y Ecopetrol el documento que formaliza el cierre financiero del proyecto de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR, lo que significa que iniciaría en firme la ejecución de uno de los proyectos más importantes para la ciudad, con una inversión cercana a los doscientos mil millones de pesos, que no solo es fundamental para el medio ambiente y la conservación del agua sino que fortalecería la infraestructura municipal y la calidad de los servicios públicos.

 

La PTAR ha pasado por un proceso largo y dispendioso, que ha sufrido demoras injustificadas y que ha sido el actual gobierno municipal a la cabeza de Darío Echeverri que logro no solo recuperar el proyecto, que estuvo a punto de ser cancelado por Ecopetrol debido a la desidia de una administración municipal, sino que además tuvo que desempantanarlo, activarlo y luchar para lograr su cierre financiero, aun a costa de sacrificar objetivos programáticos y las criticas injustificadas de sectores políticos de oposición, que persiguiendo fines particulares buscaron torpedear a toda costa los esfuerzos del gobierno para conseguir los recursos necesarios para el desarrollo de esta trascendental obra.

 

Que al fin se tenga el cierre financiero y pronto se inicie esta obra ha sido el resultado de un trabajo articulado de la alcaldía municipal y Ecopetrol, los mayores aportantes económicos del proyecto, y es un logro para destacar por sus implicaciones para la infraestructura y el medio ambiente del municipio.

 

A pesar de este importante logro Barrancabermeja necesita seguir avanzando en el mejoramiento de su infraestructura de servicios públicos para no solo mejorar la calidad de vida de la población sino para generar un escenario atractivo para la inversión privada.

 

En este sentido es indispensable fortalecer a Aguas de Barrancabermeja tanto financiera como operativamente. No es posible que cerca de la mitad del agua que se produce no se cobre; o que se presenten demoras para definir el derecho de usufructo de las infraestructura y redes de acueducto y alcantarillado, fundamental para la operación de la empresa, y que han sido objeto de una polémica política por ciertos actores de la ciudad que solo buscan ganancias electorales y no el bienestar social; o la necesidad apremiante de modernización de los procesos y fortalecer la infraestructura técnica de la empresa; así mismo, se requiere con urgencia la inversión en redes;  entre otras cosas, todo esto indispensable para contar con una empresa a la altura de las necesidades actuales de la comunidad e imprescindibles para el desarrollo económico.

 

Lamentablemente no hay consenso político para avanzar en el fortalecimiento de Aguas de Barrancabermeja, hay sectores políticos que han utilizado el discurso sobre la entidad como recurso electoral, demorando injustificadamente las decisiones que se deben tomar y retrasando la toma de decisiones indispensables para el funcionamiento adecuado de la empresa, y eso tiene consecuencias sobre el servicio y la estabilidad financiera y técnica.

 

Así mismo los desafíos ambientales y los relacionados con la calidad del agua para el consumidor requieren de una empresa fortalecida. Es indispensable establecer la calidad del agua para consumo, determinar estándares adecuados de confiabilidad, precisar los problemas en cada etapa de los procesos, definir la realidad del agua que consume la empresa para su potabilización, así como la preservación de los entornos ambientales y la recuperación y conservación de la fuente, la ciénaga San Silvestre, eje fundamental del sistema de acueducto.

 

Todo esto requerirá inversiones importantes, pero también que la empresa resuelva algunas situaciones antes mencionadas, sin las culés no podría abocarse a los ajustes necesarios en sus procesos.

 

Resolver el problema del agua va a requerir un esfuerzo presupuestal grande, la PTAR ya requirió un sacrificio económico importante pero las necesidades del acueducto también requerirán de recursos, lo que debe orientar las decisiones de los próximos gobiernos, que deberán establecer un plan responsable de inversiones para Aguas de Barrancabermeja que permita su óptimo funcionamiento.

 

Por esto es indispensable asumir un verdadero compromiso político por parte de los próximos gobiernos y concejos con relación al agua, por lo que deberán identificar las prioridades de la comunidad y señalar los sacrificios que se deban tomar para resolver las necesidades en esta materia.

 

Esto también requiere que líderes sociales y políticos dejen de usar el discurso electorero sobre el agua y el medio ambiente, que poco aporta para la solución de los problemas y se ha convertido en un recurso para sumar apoyos electorales más que un ejercicio social. Los líderes sociales y comunitarios deben asumir un rol de defensa de los recursos naturales, pero desde la responsabilidad política, con el fin de aportar efectivamente a la superación de las dificultades en la prestación de este servicio público.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

 

Le puede interesar:  Vocabulario de «lava perros»

 

Le puede interesar también: De Chuzadas e Interceptaciones

 

Le puede interesar también: El futuro del mundo del consumidor

 

Le puede interesar también:  Polarización – (Por: Alberto Cotes Acosta)

 

Le puede interesar también: La cuestión del desempleo II

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories