El antipersonaje del año

El antipersonaje del añoPor: Ariel Ávila

 

Néstor Humberto Martínez fue elegido como fiscal general en medio de un fuerte debate, ya que su pasado de asesor, abogado y consultor de diferentes firmas privadas, empresarios y hasta partidos políticos, causaban una serie de dudas sobre su independencia como fiscal.

 

Llegó a ser denominado el ‘fiscal impedimentos’, pues en varios de los pleitos más importantes del país, él debería declarase impedido.

 

A medida que fueron pasando los días, el fiscal no desilusionó a sus críticos y su paso por el ente acusador ha estado lleno de cuestionamientos, dudas y escándalos. Los ejemplos son los siguientes.

 

Durante años, Néstor Humberto Martínez fue el principal asesor y abogado de los socios de la multinacional Odebrecht en Colombia.

 

Una vez estalla el escándalo sobre los pagos de sobornos a políticos y funcionarios públicos se comprobó que el actual fiscal fue el asesor de Odebrecht y sus socios, antes y durante la ejecución de la obra Ruta del Sol, el contrato más importante de la multinacional brasileña en Colombia.

 

No debe olvidarse que el Consorcio Ruta del Sol, además de Odebrecht, era integrado por Corficolombiana y una pequeña participación del grupo Solarte.

 

El segundo ejemplo es aún más increíble. El actual fiscal colombiano fue uno de los asesores para la estructuración del proyecto Navelena, que fue diseñado para la Navegabilidad del río Magdalena.

 

Fue tan cuestionable el comportamiento del fiscal en este caso, que apenas estalló el escándalo de la multinacional, el fiscal se apresuró a decir que se descartaba corrupción en el proyecto Navelena, días después se comprobó lo contrario.

 

Un comportamiento de impunidad exprés. El consorcio Navelena lo integraban Odebrecht y  la colombiana Valorcon, esta última propiedad de Julio Gerlein, un poderoso empresario de la costa Atlántica.

 

Pero el nombre de Julio Gerlein no solo se ha vuelto famoso por el escándalo de Navelena, y tampoco porque su hermano hizo parte del Congreso por más de 40 años. También porque recientemente una mujer muy cercana al empresario, la ex congresista Aida Merlano, fue capturada por haber construido una empresa criminal para comprar votos y alterar resultados electorales.

 

Gerlein sería el principal financiador de esta campaña. Actualmente la congresista Aida Merlano está presa y sobre el futuro de su financiador no hay claridad.

 

Un tercer ejemplo fue un nuevo debate abierto hace algunos días. El periodista Gonzalo Guillén destapó un escándalo sobre ocultamiento de bienes y fondos en España a través de una empresa fachada denominada Amanda Advisor S.A. por parte de Néstor Humberto Martínez.

 

Rápidamente, el fiscal general, se apresuró a decir que sí tenía un apartamento y que no ocultaba bienes. Pero, como se dice popularmente, primero cae un mentiroso que un cojo. En los registros no aparece su nombre, de hecho, el apartamento del que él dice ser dueño está a nombre de la empresa de papel Amanda Advisor.

 

La situación escaló tanto que un sector político del Congreso de los Diputados de España envió preguntas al gobierno español sobre las medidas que tomará ante el posible ocultamiento de bienes.

 

Llama la atención que cada vez que se le cuestiona al fiscal por sus cercanías con muchos casos que se investigan, él decide crear una cortina de humo. La receta la aplica hace más de un año: hablar del proceso de paz y crear un show sobre algún hallazgo supuestamente importante  que cuestiona a aquellos que son cobijados por el acuerdo.

 

El tema de la extradición de Jesús Santrich, un exjefe guerrillero, quien fue capturado porque según el fiscal tenía en su poder pruebas contundentes de que había seguido delinquiendo y habría conspirado para enviar cocaína a los Estados Unidos.

 

De eso ya hace varios meses, pero meses después el fiscal reconoció que no tiene pruebas de eso.

 

También a esto se le suman ataques a la Jurisdicción Especial para la Paz, demoras en enviar los archivos de investigaciones en el marco del conflicto a las instituciones de justicia transicional. En fin, cada semana debe crear una nueva cortina de humo.

 

Lo más increíble es que el fiscal dice que es el único que puede resolver el caso de Odebrecht y se la pasa dando ruedas de prensa de que es el fiscal que más lucha contra la corrupción.

 

El cinismo es total. Por eso se merece el premio al antipersonaje del año.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: ¿Por qué no un pacto nacional de salud?

 

Le puede interesar también: Mis aguinaldos

 

Le puede interesar también: Historia de dos abusadores

 

Le puede interesar también:  Pongo mi vida en esta causa: “La comisión de la verdad”

 

Le puede interesar también: El periodismo colombiano corrió peligro en el 2018

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories