Mucho cuidado con los falsos ‘zares’ anticorrupción

Mucho cuidado con los falsos 'zares' anticorrupciónHablan de corrupción, pero le deben muchas explicaciones a la sociedad barranqueña, incluso, muchos le deben explicaciones a la misma justicia colombiana.

 

En esta época preelectoral en Barrancabermeja se está constituyendo, como tema de campaña, el de ‘la lucha contra la corrupción’ y a partir de esa construcción algunos pretenden imponerse en el imaginario colectivo como ‘zares anticorrupción’.

 

Por la misma razón, están apareciendo los más excéntricos actores de la política local, cabalgando sobre ese tema, pero según analistas políticos, «no son buenos ejemplos para la sociedad y solo utilizan el tema para conseguir votos».

 

Hay algunos candidatos que quieren aprovecharse del ‘caballito de la anticorrupción’ para ganar votos, a pesar de que NO son, precisamente, los referentes éticos y ni de transparencia en nuestra ciudad.

 

 

Concejal que NO da explicaciones del origen de su fortuna

 

En Barrancabermeja el caso de un controvertido concejal es diciente.    Antes de las elecciones de 2015 era un desconocido en la escena política local, logró, sin méritos, el aval de su partido y en una de las campañas más ostentosas en recursos económicos, alcanzó un escaño en la corporación edilicia.

 

Nadie sabe a ciencia cierta cuánto, realmente, gastó ese concejal en su campaña, en especial porque financió cientos de actividades de recreación y cultura, además de adecuaciones a polideportivas y muchas cosas más, que lo hicieron ‘visible’, pero, lo más preocupante: nadie sabe de dónde salió tanto dinero; el origen de su multimillonaria fortuna genera sospechas, sin embargo hoy posa de ‘zar anticorrupción’.

 

 

Congresista beneficiado por la corrupción también ‘lidera’ lucha anticorrupción

 

En el pasado gobierno del ex alcalde Elkin Bueno hubo una ‘feria de contratos’ proyectados y suscritos durante la última semana, al cierre de la entrada en vigencia de la restricción en la contratación por la Ley de Garantías Electorales, que estuvo alrededor de los $ 20.000 millones, para favorecer, en particular, una aspiración electoral.     Hoy el descaro de este grupo  —que organizó y se benefició de este caso claro de corrupción—  es tal, que no solo acusan al actual gobierno  de «no haberse prestado para tales fines» responsabilizándolo, cuatro años mas tarde, de su baja votación en la ciudad, sino que también, junto a otros políticos suspendidos, pretenden en Barrancabermeja «liderar una lucha anticorrupción».   El panorama ético no podría ser peor para la ciudad.

 

De otro lado están algunos concejales de Barrancabermeja que han demostrado a la ciudadanía que primero están sus intereses y luego la comunidad.    A pesar de que han tratado de disfrazar sus actuaciones como «hechos de control político y contra la corrupción», es bien sabido que las viejas costumbres de algunos corporados —de extorsionar al gobierno de turno— no han cambiado.   Los episodios de la adición presupuestal,  o los de la PTAR han resultado un claro ejemplo de cómo se manipula «el cuento de la corrupción» para tratar de justificar otro tipo de acciones.

 

 

Protagonistas de la ‘Yidispolítica’ también hablando de corrupción

 

Lo que se puede considerar como la ‘tapa del cinismo’, hace unos días, fue lo del grupo político liderado por la ex parlamentaria Yidis Medina que organizó un evento sobre «el tema de la corrupción».

 

Lo paradójico, triste y confuso para las nuevas generaciones de barranqueños es ver a los protagonistas del escándalo de la Yidispolítica como ‘adalides de la anticorrupción’.

 

Sucede que después de haber vendido su voto para permitir la reelección de Álvaro Uribe (con todas las consecuencias que trajo ese irresponsable acto), ahora «van a combatir la corrupción».   Por supuesto que analistas políticos locales han considerado ese foro como una burla a la comunidad, e inadmisible desde todo punto de vista.

 

Yidis Medina, condenada por el delito de ‘cohecho’, fue la que organizó el evento.

 

Lo extraño del asunto es que muchos de los asistentes no eran, precisamente, ‘ejemplos de ética pública’, tal como se pudo ver ese día asistieron exconcejales, líderes políticos, ex funcionarios públicos y comunicadores sociales.

 

Cabría preguntarse: — ¿era un evento contra la corrupción o un evento politiquero?   Lo más preocupante es que al parecer varios participantes serán candidatos a corporaciones públicas y la alcaldía.    — ¿que se podrá esperar de esos candidatos?

 

 

Ambientalistas ‘de computador

 

La corrupción se ha tomado el medio ambiente de la mano de unos ambientalistas de computador.

 

Estos ‘seudo ambientalistas’ por un lado hacían señalamientos y acusaciones por el tema de los rellenos sanitarios, mientras organizaban empresas para lucrarse de las basuras;    o abogados que actúan de apoderados y consejeros de comunidades en temas ambientales, usando estos servicios profesionales de ‘trampolín’  para seguir insistiendo, en sus frustradas aspiraciones políticas, de candidato a diferentes corporaciones públicas.

 

Casos como los autodenominados ‘activistas ambientales’ en el Magdalena Medio, que dicen «luchar por la defensa del medio ambiente», para presionar a los gobiernos locales en busca de contratación y firma de convenios para sus familias, pero que se hacen los de la ‘vista gorda’ frente a lo que sucede, por ejemplo, en la reserva forestal Thomas van der Hammen en  Bogotá,  por  cuenta de ‘lazos contractuales’ que han tenido algunos de sus familiares con esa administración distrital.

 

Las pretensiones políticas y económicas hacen que los señalamientos de ‘los ambientalistas de computador’ se vean salpicados también de corrupción.

 

 

Elkinbueno ‘dependientes

 

Hay un fenómeno local que vale la pena resaltar.    Desde antes de empezar el actual gobierno local, han abundado en redes sociales ‘cuentos sobre corrupción’ desde perfiles en las redes sociales que unos días antes (en la campaña electoral del 2015) promovían una candidatura diferente a la que resultó ganadora en octubre de ese año.

 

Ahora resulta que ‘los amigos de Elkin Bueno’, los mismos que nunca habían tratado el tema de la ‘corrupción’ se transformaron en referentes de la lucha y algunos —incluso— en ‘zares anticorrupción’.

 

Nos referimos a los llamados ‘elkinbueno dependientes’, como se autodenominan, que perdieron sus dádivas y beneficios con el cambio de gobierno, y como estrategia de ‘desquite’ se han dedicado a difundir chismes y cuentos sobre temas y asuntos que antes ignoraban o desconocían.

 

La credibilidad de quienes hablan de «transparencia y ética», con esos antecedentes, es muy limitada, pero —lamentablemente— aplican una táctica de desprestigio bastante conocida para hacer política:   «calumnia calumnia … que de la calumnia algo queda».

 

 

OPS sin memoria

 

En las dependencias de la administración municipal es posible encontrarse con personas que hace unos meses  criticaban y señalaban a la actual administración por corrupción, pero, sin ningún tipo de vergüenza, han aceptado ‘trabajar para el actual gobierno’ olvidando sus antiguas críticas y haciendo caso omiso a sus propios señalamientos.  ¿Hay coherencia allí entre lo que se dice y lo que se hace?

 

Lo preocupante del asunto es que los funcionarios y contratistas han comentado que estos nuevos funcionarios, ‘sin memoria’, siguen hablando mal del gobierno a pesar de que desarrollan funciones y cumplen actividades dentro de la misma administración municipal, cosa que deja sin piso sus críticas, y deja sin credibilidad sus posiciones sobre corrupción.

 

Así las cosas, hablan de ‘corrupción’ pero le deben muchas explicaciones a la sociedad barranqueña.

 

 

El verdadero papel de la sociedad frente a la corrupción

 

La lucha contra la corrupción debe ser un propósito general, cada ciudadano es responsable de esta lucha, con su actuar responsable y honesto.

 

Definitivamente la lucha anticorrupción NO puede ser un ‘trampolín electoral para politiqueros en campaña’,  el  mejor y más grande aporte es el ejemplo en cada uno de nosotros.  Es el mejor legado que le podemos dejar a las nuevas generaciones: «una sociedad sin corrupción, con un comportamiento ético y honesto».

 

Algo claro debe quedarle a Barrancabermeja:  «No podemos elegir corruptos para que combatan la corrupción», ese es el primer paso para salir del problema.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Una primera mirada al gobierno del presidente Duque

 

Le puede interesar también: Con mente abierta

 

Le puede interesar también: El aviso de la debacle

 

Le puede interesar también: Alianza y Barrancabermeja

 

Le puede interesar también: Una policía municipal

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Categories