La Unión Sindical Obrera vuelve a brillar

La Unión Sindical Obrera vuelve a brillarPor: Edwin Palma Egea.

 

Se logró firmar una convención colectiva y a pesar de los intentos por deslegitimar el pliego de peticiones del sindicato, el acuerdo no alcanza $100 000 millones.

 

Firmar una convención colectiva, con importantes avances y en circunstancias tan adversas para los trabajadores, es una proeza. Sin embargo, gracias a la coherencia y el trabajo colectivo, en la USO lo acabamos de hacer. Y hemos vuelto a poner al país a hablar de derechos laborales y de política petrolera.

 

A pesar de los ataques que, a través de varios medios, se intentaron para deslegitimar el pliego de peticiones del sindicato, el costo del acuerdo final no alcanza los 100 000 millones de pesos, los cuales se distribuirán en los diferentes derechos reconocidos a trabajadores directos y a trabajadores tercerizados.

 

Otro logro de la USO es un proyecto social para Barrancabermeja como aporte a la celebración de los 100 años de explotación petrolera en el puerto, en donde además nuestra historia de luchas comenzó.

 

La USO además comprometió a Ecopetrol a hablar de energías alternativas, del fortalecimiento del Instituto Colombiano del Petróleo y del retorno a manos de la nación de campos de producción que están en manos de multinacionales.

 

Después de 40 años la USO logró que la convención quede igual al pacto colectivo (Acuerdo 01 de 1977).

 

Se igualaron los derechos que estaban en ese instrumento antisindical y por el cual Ecopetrol fue recientemente sancionada. Aun así, uno de los retos del sindicato a corto plazo, será luchar porque ese pacto colectivo desaparezca. Por ese tema existen investigaciones administrativas, penales y una queja internacional. Esta negociación implicó un avance, pero no satisface plenamente los intereses de la organización sindical.

 

Por primera vez, la USO logró asegurar que los trabajadores tercerizados en actividades de apoyo o no propias de la industria del petróleo, mantengan sus derechos y además se actualicen progresivamente en los próximos cuatro años. También logra establecer un salario mínimo para actividades administrativas en contratos de labores propias de la industria del petróleo.

 

De la misma manera, por primera vez se acordaron derechos extralegales para los trabajadores técnicos y supervisores de Ecopetrol, que son hoy el 30 % de los afiliados al sindicato.

 

En un periodo de 6 meses, los trabajadores de la empresa y los tercerizados en actividades propias de la industria del petróleo, tendrán dos aumentos salariales y dos incrementos en sus partidas de alimentación, salud, transporte, educación, etc.

 

Brillamos nuevamente. En medio de una negociación en la que 11 sindicatos que presentaron pliego, de los 15 que coexisten en Ecopetrol, la USO fue la única organización que reivindicó derechos laborales tangibles para trabajadores directos y tercerizados. Existen más de 2500 trabajadores de la empresa que se benefician del acuerdo convencional, pagan cuotas sindicales, pero no son afiliados. Esperamos que estos acuerdos sirvan para que materialicen su derecho de asociación. Al mismo tiempo, existen otros 3000 trabajadores que se benefician de lo acordado y no pagan cotización sindical, eso es contrario a la ley. Ecopetrol lo sabe y persiste en su conducta antisindical.

 

La USO empezará un proceso democrático interno. El pasado viernes se cerró el censo de afiliados que arrojó 35 100 trabajadores en todo el país y elegirá todas sus instancias sindicales de dirección el próximo 28 de noviembre.

 

La nueva junta directiva deberá garantizar la implementación de lo aquí acordado y definir su postura frente a la explotación de Yacimientos no Convencionales en el país, incrementar su protagonismo al interior de la industria petrolera y definir su apuesta política de cara al 2022. Deberá ser capaz de proponerle al gobierno una negociación colectiva por rama, profundizar la negociación colectiva en actividades tercerizadas y afiliar a los casi 100000 trabajadores de la industria petrolera que puede tener el país en los próximos 5 años.

 

La nueva estructura sindical deberá definir si da un paso hacia los trabajadores del sector minero energético y si se la juega por un sindicalismo con vocación de poder.

 

Hemos dado juntos un gran salto adelante, pero no son para nada pequeños los retos. Se requieren hombres y mujeres con visión y proyección.

 

Los trabajadores petroleros del país tienen una gran oportunidad. Ojalá no la desaprovechen.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: No es Carrasquilla; ¡es el modelo!

 

Le puede interesar también: Priman los sentimientos

 

Le puede interesar también: Indolentes ante las tragedias humanas

 

Le puede interesar también: Doctor Gaviria, ¡salve usted la patria!

 

Le puede interesar también: Soy liberal y milito en el partido rojo, hasta siempre

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

Comments

comments

Columnistas