Las 15 cosas que usted debe saber de la PTAR

Las 15 cosas que usted debe saber de la PTARPor: Jairo Andrés Amaya

 

1) La PTAR (Planta de Tratamiento de Aguas Industriales) es la más importante obra ejecutada directamente por el municipio de Barrancabermeja en sus 100 años de vida municipal.  En su construcción se van a necesitar 800 trabajadores y posteriormente en su funcionamiento 50 operadores.

 

2) El tratamiento de aguas residuales “consiste en una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que tienen como fin eliminar los contaminantes presentes en el agua efluente del uso humano”.  Las aguas residuales se generan en residencias, instituciones y locales comerciales e industriales.

 

3) El gobierno municipal, junto con Ecopetrol, en el marco del Plan de Saneamiento Hídrico de Barrancabermeja, desde el año 2010, comprobaron la necesidad urgente que en la ciudad se construyera una PTAR dado los altos contaminantes registrados en todas nuestras fuentes hídricas.

 

4) Desde el gobierno del ex alcalde, Carlos Contreras, el proyecto venía siendo manejado con total transparencia, en todos los aspectos —tanto técnicos como jurídicos, financieros y de control— con la ejecución directa de la empresa Aguas de Barrancabermeja y con el seguimiento de Ecopetrol, más el aval de las respectivas firmas interventoras que hicieron posible parte de los procesos contractuales que se venían desarrollando hasta ese momento como la construcción del Colector del Ferrocarril y la consultoría para la selección de la tecnología, la ingeniería, la elaboración del presupuesto y la preparación de los documentos técnicos que soportan los términos de referencia con los cuales se intentaba adelantar las fases siguientes para la construcción de la PTAR.   Todo iba bien hasta ahí.

 

5) Sin embargo, la preparación del proyecto de la PTAR duró estancada 4 años porque Ecopetrol NO confiaba en la administración del ex alcalde Elkin Bueno.   La desconfianza fue tal que el señor gerente de la refinería, ingeniero, Orlando Díaz Montoya, se pronunció públicamente exigiendo intervención de la Procuraduría General de la Nación…   ¡¡¡ Píldoras para la memoria!!!

 

 

LE PUEDE INTERESAR: Carta de Ecopetrol firmada por el gerente de la refinería, Orlando Díaz Montoya, en donde muestra la desconfianza que la empresa le tenía al gobierno de Elkin Bueno para la puesta en marcha del proyecto PTAR

 

6) En su momento la carta del gerente de la refinería produjo un “escándalo” público que —incluso— generó por primera vez un reconocimiento del líder sindical Edwin Palma al gerente Orlando Díaz    (como nunca se ha visto en la historia de las relaciones entre la empresa y el sindicato).   En esa oportunidad Edwin Palma así lo expuso en una columna publicada en BARRANCABERMEJA VIRTUAL.

 

 

LE PUEDE INTERESAR: “Matrimonio en crisis entre Ecopetrol y la Alcaldía Municipal”

 

 

Nunca hubo confianza entre Ecopetrol y el gobierno del ex alcalde,  Elkin Bueno Altahona para la apertura de la licitación de la PTAR y eso generó un atraso de 4 años para el arranque del proyecto.  Después de 4 años de estar paralizado el proyecto, es lógico que exista un desfase por los efectos de la devaluación de la moneda.

 

7) Por el contrario, a partir del 1 de enero de 2016, día en que toma posesión como alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri Serrano    (y pese a que las relaciones entre la empresa y el nuevo alcalde tampoco eran las mejoras por diferencias que tuvieron en el pasado cuando Darío Echeverri fue director de la Cámara de Comercio),  aun así Ecopetrol y el Municipio —finalmente— decidieron continuar con la obra de la PTAR.

 

8)  El alcalde Darío Echeverri, para salvar el proyecto, interviene ante Ecopetrol porque la empresa puso un “límite de tiempo” para el uso de ese millonario recurso.  No hay que olvidar que el aporte de Ecopetrol —de $ 80.000 millones de pesos— está depositado en una fiducia, pero frente a la crisis que vivía la empresa —tras el desfalco de REFICAR—  se tenía temor, y con sobrada razón,  que dichos dineros se trasladaran y fueran usados para otros menesteres.

 

9) No hay que olvidar que el Presupuesto de la Nación, para el año 2019, tiene un hueco de $ 25 billones de pesos, según el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, luego resultaba “muy peligroso” dejar tirados en una fiducia $ 80.000 millones de pesos, porque muy seguramente algún sector del país los iba a necesitar. Era muy importante no dejar perder los 80.000 millones aportados por Ecopetrol más 30.000 millones de pesos inicialmente aportados por el municipio

 

10) Finalmente se dan las condiciones de confianza entre la empresa y el municipio y se le da luz al proyecto.  En el 2016, en una Licitación Pública que contó con la vigilancia de la Procuraduría General de la Nación, la construcción de la PTAR le fue adjudicada al Consorcio colombo – español,  AQUALIA / CONSTRUVICOL, conformado por la empresa española Aqualia Intech y la empresa colombiana Construvicol.

 

11) Sin embargo, la PTAR (tras cuatro años de paralizado el proyecto) presenta un desfase de $ 50.000 millones de pesos, totalmente comprensibles, dados los efectos de la devaluación del peso en el último cuatrienio.

 

12) Quedaba claro que ni Ecopetrol, ni el Gobierno Nacional iban a poner más dinero para el proyecto.      De hecho, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, por falta de dinero, ha venido “poniendo en jaque”   varios programas sociales como Familias en Acción, créditos para estudiantes de educación superior, Alimentación Escolar, el Fondo de Reparación de Víctimas y los subsidios para energía eléctrica de estratos bajos.

 

13) Tampoco, como lo sugiere el concejal Paul Solórzano, se podía sacar dinero de los recursos propios del municipio porque ellos ya tienen destinaciones específicas en el mantenimiento de la estructura municipal y en el gasto social que —día a día— crece más en el municipio de Barrancabermeja.

 

14)  QUE QUEDE CLARO:   Fueron 4 años perdidos.    La obra estaba desfinanciada por la demora en su ejecución desde el periodo de gobierno del alcalde, Elkin Bueno Altahona, lo que llevó a la imperiosa necesidad de buscar recursos para su ejecución.   Así las cosas, y considerando la situación financiera del Estado, la única salida que encontró el gobierno local fue “usar el cupo de endeudamiento aprobado”, para destinarlo al mega proyecto de la PTAR, no solo por el desfinanciamiento de la obra, sino por su importancia social y ambiental y porque Ecopetrol estaba a punto de retirar su aporte de $ 80.000 millones de pesos…  y eso si hubiera sido lo peor.

 

15)  La realidad del proyecto de la PTAR, fundamental en el Plan de Manejo Hídrico local, es que era indispensable su ‘cierre financiero’ y ninguna entidad del Estado iba a financiar esa obra, lo que obligó al Municipio de Barrancabermeja a actuar de manera responsable y decidida, porque Barrancabermeja necesita esa obra y se requiere hacerla lo antes posible.

 

Ahora es indispensable que el Concejo Municipal actúe con prontitud —sin dilaciones ni plazos— y tome la decisión de aprobar que el cupo de endeudamiento se use para terminar de financiar la PTAR y empecemos a cuidar el medio ambiente de verdad.

 

Que dejen a un lado la retórica y el discurso populista y de verdad asuman el compromiso con el Municipio y sus ecosistemas.

 

La Administración Municipal demostró compromiso al priorizar el agua y el medio ambiente con su decisión,    ahora falta que el Concejo Municipal,  con celeridad, decida si le apuestan a la “ecología” o a la “demagogia”.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

JAIRO ANDRÉS AMAYA es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: anakin-26@outlook.com

 

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: ¿Uribe a la cárcel? “El que la hace la paga”

 

Le puede interesar también: Sí hay pruebas en contra del “primer damo”

 

Le puede interesar también: Poder es querer

 

Le puede interesar también: El populismo laboral de Iván Duque

 

Le puede interesar también: Uribe – Duque: un gobierno bipolar

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

Comments

comments

Columnistas