Administración responsable

Administración responsableEditorial El Medio Magdalena

 

La decisión de la administración municipal de impulsar la construcción de la Planta de Tratamiento de aguas Residuales, PTAR, San Silvestre es una muestra de la responsabilidad que ha asumido el gobierno local con el desarrollo de la ciudad y el futuro del territorio, un verdadero ejemplo de compromiso con Barrancabermeja.

 

Es que la PTAR es una de las más importantes realizadas en la ciudad en su historia no solo por el monto de la inversión sino por la importancia misma del proyecto, pues con esta obra se busca tratar el 90% de las aguas residuales, las aguas negras, del municipio, lo que indispensable no solo para proteger los cuerpos de agua sino para detener y prevenir más daños al medio ambiente.

 

Hay que recordar que desde hace más de 20 años se viene trabajando lenta pero continuamente en el Plan Maestro de Alcantarillado, donde se ha ido avanzando en la construcción de las redes básicas y los colectores, lo que hace indispensable construir la PTAR para avanzar significativamente en el tratamiento de las aguas residuales lo que beneficiaría a la población actual y con una proyección a 25 años, lo que sería un adelanto significativo en la conservación del agua y el medio ambiente, golpeado por décadas de vertimientos sin control de aguas residuales en caños y ciénagas.

 

En términos concretos, la PTAR es indispensable para el municipio pues permitiría generar las condiciones necesarias para construir una ciudad social, económica y ambientalmente sostenible, no solo en la actualidad sino en los años provenir.

 

Si no se hace un alto en el vertimiento de aguas residuales a los caños, ciénagas y ríos como es posible hacer sostenible la vida misma en el territorio, pues la continua contaminación viene envenenando el agua indispensable para la vida en la zona, ese preciado líquido que alimenta el acueducto local, que se usa para el consumo agroindustrial y es fundamental para la sostenibilidad de los diferentes ecosistemas, y que además está amenazado por la deforestación, la industria del petróleo y otros factores.

 

La PTAR es una necesidad para la vida en este espacio y la conservación del medio ambiente, lo cuales ya están seriamente amenazados por otras acciones del hombre.

 

Así mismo la PTAR es fundamental para construir una industria del turismo que realmente refleje la realidad local es decir cimentada en la riqueza hídrica del territorio, que lamentablemente ha sido duramente golpeada por años de arrojar las aguas negras, por lo que se hace ineludible detener la contaminación progresiva de los cuerpos de agua.

 

El municipio es rico en cuerpos de agua y sus ecosistemas asociados lo que son un atractivo turístico de gran valor, y uno de los principales riesgos de esta riqueza es la contaminación que la ciudad misma produce, lo que representa una amenaza no solo al medio ambiente sino a una de las potencialidades económicas del municipio.

 

Además, en términos generales si se quiere una ciudad competitiva es indispensable que la misma cuente con infraestructura básica de servicios públicos completa, para que pueda competir en el mercado de producción o de servicios con suficientes elementos a favor, lo que hace indispensable que la construcción de la PTAR no se demore sino que sea una prioridad fundamental para la población, el gobierno y los sectores productivos, empresariales y comerciales, todos los cuales deben buscar de manera imperiosa que ese proyecto se realice a la mayor brevedad posible por las ventajas competitivas que traería en favor de la ciudad, no solo para el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio sino para el fortalecimiento de las que ya existen.

 

La responsabilidad y compromiso con Barrancabermeja demostrados por la administración municipal en apoyar el desarrollo de la PTAR desde el inicio del gobierno es un ejemplo notable de priorizar los intereses de la comunidad sobre los particulares.

 

Hay que recordar que este proyecto duró enredado durante los años del gobierno de Elkin Bueno, lo que afecto no solo el medio ambiente y la calidad de vida en el municipio, sino que termino afectando financieramente el proyecto, dejando en suspenso una obra de gran importancia para la ciudad. hay que anotar que el gobierno municipal actual desde el principio retomo la realización del proyecto, buscó que Ecopetrol, uno de los principales socios y financiadores, no solo no abandonara el mismo, sino que no retirara los recursos aportados, cerca de $80.000 millones de pesos.

 

La actual administración municipal logro que Ecopetrol siguiera en el proyecto y mantuviera la inversión, lo que en sí mismo es un logro y muestra de la confianza que se construyó entre las entidades, y esto permitió que se retomara el proceso.

 

Sin embargo, el proyecto se desfinancio y ante la falta de recursos, el paso del tiempo y la imperiosa necesidad de construir la PTAR, el gobierno municipal decidió priorizar los recursos disponibles para salvar el proyecto.

 

En este momento es esencial que el Concejo Municipal apruebe la destinación de los recursos del endeudamiento para la PTAR, pues esos $50.000 millones son esenciales para la protección de la vida, el agua y el medio ambiente de Barrancabermeja, aquí no cabe la retórica ni la demagogia, es básico para la ciudad avanzar en ese proyecto.

 

Hay que recordar que se perdieron ya muchos años y la comunidad no se puede dar el lujo de perder más tiempo.

 

Es momento que los líderes comunales y comunitarios, los gremios sociales y económicos, las organizaciones sociales, la academia y la ciudadanía en general se manifiesten y exijan que se destinen los recursos para la PTAR, pues esto no es un tema de intereses privados sino de bienestar general.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Las 15 cosas que usted debe saber de la PTAR

 

Le puede interesar también: Crimen y percepción

 

Le puede interesar también: Poder es querer

 

Le puede interesar también: El populismo laboral de Iván Duque

 

Le puede interesar también: Uribe – Duque: un gobierno bipolar

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

 

Comments

comments

Columnistas