Soy gritona

Soy gritona Por: María Antonia PardoPor: María Antonia Pardo

 

Ya me sacaron la piedra.  En serio, se pasan de piña.  Yo me los aguanto aquí —aunque sean uribistas y crean en ‘abejas amaestradas’ y en ‘rayos homosexualizadores’— y por eso debato con ustedes y rara vez bloqueo a alguno por seguir, ciegamente, a ese criminal violador.

 

Me he dedicado a transmitir información y opiniones de la gente más brillante de este país para abrirles los ojos. No he tenido mucho éxito en esa labor, pero sigo. No tiro la toalla con ustedes. Les tengo paciencia, les explico, les vuelvo a explicar, les muestro pruebas, cifras, evidencias, aguanto memes que rayan en la estupidez crónica y recibo toda clase de insultos y luego de todas las elecciones, acepto con respeto que son mayoría y que nos barren a los “no uribistas” en franca lid, aunque tengan a su favor tantas “fake news” y las estrategias a lo Hitler de J.J. Rendón.

 

Admito la derrota con altura. Y la sufro y la lloro. Y aunque les reitere que ganan, no porque tengan razón, sino porque aquí asusta más las palabras ‘social democracia’ (porque la confunden con ‘comunismo’) que la palabra ‘genocidio’ o la palabra ‘corrupción’, nunca jamás ha sido este muro un terreno hostil para quien piense distinto a mí.  Como mucho a los uribistas les corrijo la ortografía y los mando a leer, pero hasta ahí.   Por eso acá seguimos debatiendo, compartiendo ideas, charlando.

 

 

Pero todo tiene un límite.

 

Le ruego, encarecidamente, a toda mujer uribista, óigase bien: MUJER, que me sigue y que se ha dedicado a despotricar en contra de Claudia López en cualquier red social por “marimacha histérica torcida desviada gritona diabólica”, que se vaya de aquí por caridad.

 

Es fácil, desamíguese, deje de seguirme si piensa así. Me rindo, usted gana. Porque señora, le cuento algo: “yo estoy del lado de las gritonas”. Y usted también debería estarlo.

 

Por gritonas histéricas es que hoy usted  puede votar,   viajar sola,  casarse con quien se le dé la regalada gana,   abrir una cuenta bancaria,  estudiar,  tener y  exigir derechos,  trabajar en oficinas (y no solo en la casa),  no llenarse de niñitos, ocupar cargos públicos  y  hablarle de tú a tú, y duro, a algunos mediocres que nos siguen viendo  como  inferiores  aunque desempeñemos su mismo oficio, y que, irrespetuosamente, esperan que se apaguen los micrófonos para “hijueputearnos” por cantarles la tabla y hacer la labor mejor que ellos.

 

Defienda al patán de Ramos y sus bajezas contra nuestro género en otro lado, aquí NO le daré vitrina.

 

¿Sabe por qué? Porque por mujeres gritonas como Policarpa Salavarrieta, como María Antonia Santos y sí, como Claudia López, usted tiene voz y voto.

 

No sea tan obtusa y torpe. Y vaya y lea sobre sororidad que le hace mucha falta.

 

#SoyGritona

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

MARIA ANTONIA PARDO, Egresada de Finanzas y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia.  Periodista de CEPER, Universidad de Los Andes.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Asunto de abejas

 

Le puede interesar también: Aposté un millón de pesos… y perdí

 

Le puede interesar también: Un bobo con suerte

 

Le puede interesar también: Colombia reeligió presidente

 

Le puede interesar también: ¿Cuánto puede valer el dólar?

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Comments

comments

Categories