A tomar una decisión

A tomar una decisión - Por: Darío Echeverry JrPor: Darío Echeverry Jr.

 

No siempre se presenta la posibilidad de escoger, a veces simplemente hay que votar. No es fácil pero la democracia imparte lecciones que no siempre se aprenden fácilmente, y menos aún con un pueblo con poca memoria, lo que hace que el aprendizaje sea más difícil.

 

De cierta forma esta elección se parece a la de hace 8 años, cuando Mockus y Santos se disputaban la presidencia. En ese momento era claro que había dos campañas, dos propuestas, dos alianzas, dos modelos, dos candidatos muy diferentes, así que el electorado podía diferenciar con claridad lo que tenía para elegir, lo que facilitaba el proceso, y de alguna forma había una mayor responsabilidad pues no había excusa, o escogía un proyecto o el otro.

 

La posibilidad del voto en blanco estuvo presente, era una salida para aquellos que no se identificaban con los proyectos presentados, pero a la larga no era una verdadera opción porque no representaba una propuesta de país sino simplemente un escape para el elector inconforme era una evasiva pues el votante no tomaba partido ni se comprometía, simplemente tomaba una salida, pero no una solución o una respuesta.

 

En este momento estamos en la misma situación. El país tiene para escoger dos propuestas, dos modelos, dos campañas, dos candidatos muy distintos, no hay espacio para la confusión.

 

Pero frente a esta disyuntiva tan clara, existe un gran inconformismo, vacilación e incredulidad, para muchos la abstención y el voto en blanco se presentan como opciones, una salida al dilema que los agobia, pero lamentablemente no una verdadera respuesta al problema de ¿quién gobernará el país (y como lo hará)?

 

Esta situación no tiene una solución fácil, se podría caer en la simpleza o en el optimismo con naturalidad, pero es momento de apelar a buscar respuestas y no simplemente salir del paso.

 

Los resultados de la primera vuelta presidencial dejaron en claro que una gran parte del electorado escogió a quien le proporciono respuestas a los problemas del país y eso debe ser otra vez la motivación y la razón para votar en segunda vuelta, la salida de la abstención y del voto en blanco no deben ser verdaderas opciones, el electorado debe escoger entre las dos propuestas en un acto de responsabilidad cívica.

 

No es momento de evadir y esquivar pues frente a los problemas y dificultades del país es necesario tomar decisiones, lo cual nunca es fácil pero es un acto necesario, casi obligatorio, en estos momentos.

 

Diferir una postura es un acto de negación de la situación del país, no se puede dejar al azar 4 años de gobierno pues se juega mucho, es necesario tomar partido y tomar decisiones, lo cual es parte del sentido profundo de la ciudadanía y va más allá de un discurso político coyuntural.

 

Así que hay que decidir, no buscar una salida sino encontrar y promover una solución, por eso hay que escoger un proyecto de país, sin evasivas ni excusas.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: Carta abierta a Humberto de la Calle

 

Le puede interesar también: “O nos unimos, o nos hundimos”

 

Le puede interesar también: Muchas gracias, doctor De la Calle

 

Le puede interesar también: Petro es el candidato ‘liberal’

 

Le puede interesar también: Pobre Partido Liberal, tan lejos del pueblo y tan cerca de Gaviria

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

Comments

comments

Categories