Camino a la elección

Camino a la elección - Por: Darío Echeverry Jr.Por: Darío Echeverry Jr.

 

Se aproxima la elección presidencial en un ambiente que llama hacia los extremos, políticos y éticos, lo que hace que cada opinión, afirmación o comentario venga acompañada de una suerte de controversia que no ha servido sino para exacerbar la polarización.

 

Es un círculo vicioso de extremos que crecen a partir de sí mismos, creando un electorado atrapado, donde las opciones se van agotando y el discurso se hace cada vez más limitado.

 

Ahora en este contexto se le presenta a la ciudadanía que además de esa polarización política, solo existen un par de opciones electorales donde el voto es útil, porque vale para lograr el triunfo sea este la mayoría de votos o la posibilidad de participar en la segunda vuelta, estableciendo una restricción adicional en la elección.

 

La cuestión es que la ciudadanía debe tener más posibilidades de escoger, limitar la discusión a quien tiene más chance de ganar puede ser importante en términos prácticos en la discusión electoral y política, pero limita profundamente la elección ética que deben tener los ciudadanos en un proceso electoral.

 

No se puede seguir ignorando la responsabilidad ciudadana y democrática de votar de manera consiente, pues si se quiere un cambio real debe partir de una discusión ética, donde predominen valores cívicos por encima de los intereses, pues lo político ha demostrado en nuestra sociedad que no ha dado los mejores resultados, y debería cambiarse el enfoque.

 

Es cierto que no se puede pecar de ingenuidad, que la formación política y la cultura ciudadana son débiles en el mejor de los casos en esta nación, lo que es una de las causas de muchos de los males del país, pero también es cierto que se deben hacer quiebres y si no se hace uno ético, mas allá de lo político o lo práctico, las cosas seguirán igual.

 

Lamentablemente, aunque algunos elementos de esta discusión han salido a flote en este debate electoral todavía hace falta tiempo para poder establecer que sea lo ético el centro de la discusión.

 

No solo es necesario pensar qué clase de país se quiere sino también considerar el cómo se llega a construirlo, y la ética puede ayudar a construir el camino para hacer un mejor país, que realmente privilegie el bien común y la convivencia pacífica.

 

A falta de pocos días de la elección presidencial hay que considerar todas las opciones, considerar cual puede no solo enfrentar los desafíos sociales, económicos y políticos del país, sino también cual puede iniciar un cambio desde lo ético, y eso requiere revisar las alternativas con detenimiento y responsabilidad.

 

Algunas veces hay que pecar de ingenuos, porque ser tan avezados no ha dado los mejores resultados.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: La incertidumbre de la paz para los colombianos

 

Le puede interesar también: Los nexos de Vargas Lleras con la corrupción

 

Le puede interesar también: De La Calle es el mejor, el liberal, el de la paz

 

Le puede interesar también: Perder el voto

 

Le puede interesar también: Vargas Lleras y Duque y Odebrecht y Sarmiento Angulo

 

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

Comments

comments

Columnistas