Deuda ambiental

Deuda ambientalPor: Darío Echeverry Jr.

 

Desde hace muchos años se viene hablando, y reclamando, la deuda ambiental que tiene la industria petrolera, y en particular Ecopetrol, con el territorio después de tantos años de explotación petrolera y de tantas falencias en el cumplimiento de las diferentes legislaciones ambientales en tanto años de historia, y que han afectado el agua, superficial y subterránea, la tierra y el aire en Barrancabermeja, el Magdalena Medio y otras regiones del país.

 

Lo más complicado del asunto es que no se ha podido estimar ese pasivo ambiental, no hay un estimativo que pueda ser revisado, analizado y discutido, para poder tomar las acciones necesarias para revertir y reparar el daño al medio ambiente, lo cual es una grave omisión por parte de Ecopetrol y del gobierno nacional, que han sido realmente indolentes con el deterioro permanente de los ecosistemas y recursos naturales en los 100 años de historia de la industria petrolera en el país.

 

Como no se sabe cuál es la deuda ambiental no hay un plan para recuperar el daño ocasionado, ni hay estimaciones de cuanto puede demorar hacerlo, ni cuánto dinero costaría hacerlo.

 

Por esa razón, los cuerpos de agua, el suelo, el aire, la flora y la fauna, siguen afectados sin remedio y el tiempo pasa y nada que se resuelve nada.

 

Lo peor de este asunto es que cada vez que algún líder reclama que Ecopetrol pague el pasivo ambiental que tiene, surgen voces que lo acallan con argumentos como la defensa de la empresa más importante del país, o que no se debe poner en riesgo los recursos que aporta a la economía nacional o a la financiación del Estado en todos sus niveles, o que el petróleo no puede ser reemplazado de la noche a la mañana, entre otros, todos estos elementos que no tienen nada que ver con el problema de la deuda ambiental que la actividad petrolera tiene con algunos territorios del país.

 

Lo más preocupante es que en las épocas de altos precios del petróleo no se hizo mayor cosa, cuando abundaron los recursos no se hizo el inventario de los daños ambientales ni el plan para mitigarlos, y ahora en una economía petrolera alicaída, aunque desde hace un par de años Ecopetrol viene reportando grandes utilidades, tampoco se destinan recursos para este fin.

 

Habrá que esperar que en el marco de la actual calamidad pública provocada por la contaminación del pozo Lizama 158, las entidades públicas responsables del tema ambiental, como el Ministerio de Medio Ambiente o la CAS o la Procuraduría o la Defensoría del Pueblo, le exijan a Ecopetrol que responda por lo que ha hecho.

 

Es un asunto de ética y responsabilidad empresarial, más aún con una empresa mayoritariamente pública y con tanta tradición en el país. Sería lo mínimo que podría hacer Ecopetrol para conmemorar los 100 años de actividad petrolera en el país.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

 

Le puede interesar: El candidato que salvó a Odebrecht

 

Le puede interesar también: Sergio Fajardo y De La calle: Encuentros nacionales y encuestas

 

Le puede interesar también: Ecopetrol… de espaldas a Barrancabermeja

 

Le puede interesar también: El ‘anti petrismo’ favorece a Iván Duque

 

Le puede interesar también: Lo del 158, irresponsabilidad, descuido y negligencia

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

 

 

Comments

comments

Categories