Piense, no se distraiga

Piense, no se distraiga

Jaime Calderón H.

Por: Jaime Calderón Herrera.

 

El entendimiento cada vez mayor de los fenómenos naturales y de las leyes que rigen la materia y el universo nos ha permitido una verdadera revolución tecnológica que hoy nos ofrece para vivir un mundo totalmente distinto al de hace 50 años, y qué decir del de hace un siglo.

 

Preocupa a muchos que el ser humano haya empujado los bordes de su propia naturaleza y que estemos pasando por una etapa que nos lleve a una sociedad controlada por el post-humanismo.

 

Es decir, nuestra naturaleza potenciada o aún superada por nuestras propias creaciones.

 

La mayoría de los humanos somos de una ignorancia mayúscula y son pocos los que han logrado comprender, aunque de manera incompleta, las leyes de la vida.

 

El conocimiento genera una inequidad inmensa, de allí que la actual revolución, para algunos, derivará en un crecimiento mayor de ella.

 

Uno de los más importantes creadores de conocimiento en estos tiempos, Stephen Hawking, acaba de fallecer.

 

Su enfermedad le confirió aspectos novelescos, que para nada demeritan sino que, por el contrario, enaltecen su brillo intelectual, al abrir el camino para encontrar la “teoría del todo”, avanzando en el entendimiento del espacio-tiempo, el comienzo del universo, los hoyos negros , y luego, estudiando a Penrose, quien asumiendo la teoría de la relatividad de Einstein como cierta, dedujo que el espacio-tiempo se desglosaría en una “Singularidad”, por lo cual Hawking imaginó que en una reversa del tiempo, lo mismo sucedería con el universo, probando de manera matemática el inicio del universo, también como una “singularidad”.

 

Hawking supo que Einstein no tomó en cuenta la mecánica cuántica, que describe el comportamiento de la materia a escalas pequeñas, haciendo necesario pensar en la “teoría del todo”.

 

Este físico teórico entregó a la ciencia unos conocimientos de valor incalculable en medio del sufrimiento que afrontó de una manera excepcional, con un cuerpo desfalleciente que no le impidió tener una familia, amar, divorciarse, vivir, pero sobre todo, pensar.

 

Forma esta de producción de las corrientes electroquímicas del cerebro humano, pero muy escasa, casi excepcional en nuestros tiempos.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

Le puede interesar: Que nos digan la verdad sobre la tragedia de Lizama

 

Le puede interesar también: La manipulación mediática a través de las encuestas

 

Le puede interesar también: Una muestra de lo que pasaría si el uribismo gana las elecciones.

 

Le puede interesar también: ¿Petróleo bien hecho? … lo ponemos en duda

 

Le puede interesar también: El desastre ambiental de Ecopetrol

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

 

 

 

Comments

comments

Categories