Confusión presidencial

Confusión presidencial

Darío Echeverry Jr

Por: Darío Echeverry Jr.

 

Las elecciones presidenciales que se aproximan tal vez son las más confusas en muchos años, y es así porque convergen una serie de elementos que, aunque no son nuevos, tal vez es la primera vez que se presentan al mismo tiempo.

 

Por un lado, hay toda una discusión sobre en qué lado del espectro ideológico están ubicados los candidatos, y a partir de allí se desprende toda una serie de especulaciones acerca de que tan de derecha o de izquierda son los aspirantes y eso que puede significar en términos reales, es decir sobre qué acciones tomaran si llegan a la presidencia.

 

En este sentido, se ha desarrollado toda una serie de discusiones, superficiales y especulativas, acerca del comunismo, socialismo, neoliberalismo y otras posibles fuentes doctrinales que inspiraran el accionar de los aspirantes presidenciales, a pesar de que realmente el grueso de la población, la mayoría de los medios de comunicación y gran parte de las redes sociales no tienen real conocimiento de que puede significar cada una de esas ideologías y sus verdaderas implicaciones.

 

Por otro lado, está todo el tema de mecánica electoral y de las especulaciones acerca de hacia donde se inclinarán los partidos y organizaciones políticas, es decir, a cual candidato apoyaran, y la posibilidad de alianzas y coaliciones entre los aspirantes presidenciales, que pueden terminar por influir en las decisiones de los electores.

 

Además, la nueva conformación del congreso de la republica establece un panorama político nuevo, donde los votos de los partidos políticos y sus parlamentarios adquieren gran importancia en las regiones, y que son un recurso electoral muy importante para los candidatos.

 

También hay que considerar las posibilidades de acuerdos entre aspirantes a la presidencia, en primera o segunda vuelta, pues estas alianzas pueden incidir en los resultados electorales inclinando la balanza hacia uno u otro candidato.

 

Finalmente, hay que tener en cuenta por quien se decidirá el voto de opinión, más aún en un ambiente de confusión y polarización donde se bombardea a diario al electorado con referencias permanentes a términos como “castrochavismo” o a frases como “por el que diga Uribe”, creando un clima de desconcierto que no es posible ver sus consecuencias y no permite apreciar por quien se decidirá la ciudadanía.

 

Además, no es claro cuál será la real incidencia del tema de la paz en la opinión pública, como lo fue en las anteriores elecciones presidenciales. Sobre el tema de la paz hay una preocupación y es sobre el respeto a los acuerdos que el Estado colombiano asumió en ese proceso y la posibilidad real que algunos aspirantes presidenciales, de ser elegidos, incumplan los mismos y las consecuencias legales e internacionales de ese tipo de acciones.

 

En este contexto, ahora más que nunca es que se debe pedir medios de comunicación más responsabilidad, que informen sobre las propuestas de los candidatos, su perfil, liderazgo y estructura en la que se apoya, con el fin de que ciudadanos responsables tomen su decisión a partir de un análisis juicioso de estos elementos y no por meras especulaciones o por información superficial.

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Androide – dar click aquí  – Para Iphone – dar click aquí

 

Le puede interesar: Más argumentos y menos mentiras

 

Le puede interesar también: La ciudad de las tres IES

 

Le puede interesar también: ¿Quién nos entiende?

 

Le puede interesar también: Democracia: solo sin extremos

 

Le puede interesar también: El camino liberal es el De La Calle

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

Para visitarnos en Facebook favor dar click aquí

 

 

 

 

Comments

comments

Categories