Un ‘coscorrón’ para Barrancabermeja

Un 'coscorrón' para Barrancabermeja

William Montesino C

Por: William Montesino Castro

 

Como una total y absoluta violación a los derechos de los procesados están siendo considerados por la opinión pública barranqueña los lamentables sucesos protagonizados por una Fiscalía General de la Nación, politizada’, sin credibilidad alguna, bajo una enorme sospecha de abuso de autoridad en beneficio de una campaña política, por cuenta de las absurdas detenciones de que fueran víctima, el alcalde de Barrancabermeja, su esposa y unos funcionarios y líderes políticos de la ciudad.

 

Aquí los derechos de los acusados han sido pisoteados de manera descarada.

 

Jamás en la historia de la Fiscalía una denuncia del casi siempre ignorado MOE había tenido ‘tanto eco’ y tanto protagonismo como esta demanda.  Desde la vulgar ‘filtración’ de unos audios a la emisora W Radio en cabeza de Julio Sánchez Cristo, comunicador ‘gobiernista’, señalado por muchos al servicio de la campaña de Germán Vargas Lleras, con toda la artillería para desacreditar y despojar de garantías a los implicados, calificó los hechos como “criminales”, violando cualquier código de ética periodística, tan solo por hacer un show mediático en contra de ciudadanos a quienes —repito— se les violó el debido proceso.

 

¿Cómo es posible que los famosos ‘audios’ del alcalde, primero anduvieron rodando por la redes sociales, en cafeterías y bares de la ciudad —incluso— en poder de varios taxistas desde el mes de octubre de 2017, mientras que  la Dirección Especializada contra la Corrupción, adscrita a la Fiscalía General de la Nación era clara en manifestar que “una vez consultados los Sistemas de Información Misionales SIJUF – SPOA, no se encontró ninguna investigación en contra del ciudadano, Darío Echeverri Serrano, actual alcalde de Barrancabermeja, por lo menos hasta el mes de noviembre de 2017”, decía el ente acusador.

 

Pero peor aún, publicaciones como Chivas y Crónicas se dieron el lujo de obtener los audios primero que los abogados defensores del alcalde, en una clara intromisión a la reserva sumarial y violación del debido proceso.

 

Además, ciudadanos sin ningún tipo de poder y representación en las instituciones públicas colombianas como un tal ‘Juan Ortiz’ o un tal ‘Julián Daniel Martínez’ manejen información por las redes sociales, anunciando en Facebook de “más órdenes de captura”, que nadie sabe.   Lo peor es que esos ‘rumores’ resultan ciertos y nadie dice nada.  Eso viene pasando desde la época de la revocatoria.

 

Pero sorpréndanse, en menos de seis meses de grabados los audios y con menos de 3 meses de hacerse pública la denuncia periodística, rápidamente,  a  la  ‘velocidad de la luz’ y de manera espectacular la Fiscalía colombiana, la misma que puede demorar años y años en tomar decisiones en casos realmente importantes, en esta ocasión, basados en “audios interceptados en conversaciones privadas” sataniza de manera exagerada, según lo expresó la misma Vice Fiscal encargada del caso, de cosas como la posible realización de un “evento de motociclistas” o el supuesto “pago a unos lideres” por realizar una labor proselitista un día de consulta.

 

No hay derecho, que mientras políticos locales, miembros de Cambio Radical, de años atrás reciben denuncias de señalamientos de paramilitares, que van desde constreñimiento electoral, pasado por conciertos para delinquir, con verdaderas masacres de ciudadanos tirados al borde de una carretera y no pase nada, mientras en tan solo seis meses,  esta misma y lenta Fiscalía, en plena campaña electoral, arma un show por supuestos hechos que solo fueron mencionados en unos audios, pero que nadie ejecutó.

 

Yo me pregunto: — ¿por qué, si estaban chuzando los celulares y la gente estaba siendo espiada, nunca pudieron llevar una captura en flagrancia? … Sencillo!!! … esos hechos nunca se ejecutaron… nunca fueron llevados a cabo.

 

Toda Barrancabermeja puede dar fe que NO hubo presión, NI chantaje, NI nadie fue forzado a NO votar.   Todo lo contrario, los líderes de la revocatoria presionaban e ilusionaban a la gente ofreciéndoles supuestos “empleos” que ellos iban a generar si “tumbaban al alcalde, Darío Echeverri”.

 

A continuación, los invito a que escuchen el audio en donde el abogado Adolfo Argumedo, esposo de Delfina Alcocer (líder de la revocatoria) ofrecía puestos de trabajo si lograban sacar al alcalde.

 

PARA OIR VOZ DE ADOLFO ARGUMEDO HAGA CLICK AQUI

 

 

¿Cómo la ven?  … ¿Acaso eso no es presión al elector?

 

Que no me vengan con cuentos raros.   Barrancabermeja es una ciudad acostumbrada a votar en medio del fuego cruzado y el miedo que generaban los paros armados de la guerrilla, en las épocas cuando estos terroristas manejaban a su antojo a la ciudad.

 

Yo recuerdo que la ciudadanía nunca se amilanó, ni se acobardó, ni se le humilló a la guerrilla y votaba copiosamente en cada elección y ahora esta Fiscalía —de manera inmoral y falta de objetividad— y totalmente ‘parcializada’ quiere meter preso a nuestro alcalde por un supuesto “evento de motociclistas” y el supuesto “pago a unos líderes”.   Ese cuento no se lo cree nadie.

 

Mientras tanto, increíblemente circulan unos audios conocidos la semana pasada de una reunión política de Ciro Fernández, el actual representante a la Cámara de Cambio Radical, el mismo partido de Germán Vargas Lleras y del fiscal Martínez Neira, (antes de ser fiscal), en donde abiertamente reconoce que él “financió con dineros el proceso de revocatoria”.  O sea que ellos sí podían meterle toda la plata del mundo a la revocatoria, pero si el alcalde se defendía de la revocatoria no podía hacerlo.

 

A continuación, les presento estas fotos en donde Ciro Fernández, que es ‘un servidor público’, patrocinaba al grupo de los revocadores.

 

Ciro Fernández, que es 'un servidor público', patrocinaba al grupo de los revocadores.

 

Es una verdadera lástima que esta Fiscalía en cabeza de fiscal Martínez Neira, el mismo que hasta hace poco fungía como abogado de algunos de los implicados de Odebrecht (a quienes ahora pretende investigar) no haga nada por investigar y acusar a los responsables de tanta conducta punible cometidas en pasadas administraciones.

 

Yo creo, es mi opinión, que después de que nuestro alcalde recobre la libertad, debe salir a pedir garantías a organismos internacionales aduciendo persecución política descarada, como lo han hecho varios líderes opositores en Venezuela.

 

Que vergüenza, la revocatoria terminó siendo un ‘embeleco’ de Yidis Medina y Ciro Fernández quienes —huérfanos de poder— hicieron (y continúan haciéndolo) lo imposible  para sabotear el mandato de Darío Echeverri a lo que la gente, el ciudadano de común, respondió con total indiferencia ante la carencia de convocatoria y compromiso de estos dos personajes que nada bueno hacen por la ciudad.

 

Lamentablemente, todo esto ha sido un ‘coscorrón’ para nuestra ciudad.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

WILLIAM MONTESINO CASTRO, columnista invitado a BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: willypanorama@hotmail.com

Las opiniones expresadas aquí en esta columna son de la responsabilidad de su autor y no comprometen a BARRANCABERMEJA VIRTUAL.

Comments

comments

Columnistas