¿Te acordás, hermano?

¿Te acordás, hermano?

Daniel Coronell

Por: Daniel Coronell

 

Esta semana, el candidato de frágil memoria Germán Vargas Lleras anunció que está listo para conformar una coalición con Álvaro Uribe, que los lleve juntos a la Presidencia a nombre de la honestidad y la decencia.

 

En julio de 2012, la Procuraduría abrió un proceso contra el entonces ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, por cuenta de un testimonio que buscaba vincularlo con paramilitares y narcotraficantes del Casanare. El pretendido testigo era Carlos Gabriel López Chaparro, un ganadero de Casanare, que aseguraba que Vargas había recibido apoyo del jefe paramilitar Martín Llanos y también que lo había visto en compañía del narcotraficante Néstor Ramón Caro.

 

Cuando supo que sobre ese testimonio le estaban armando procesos disciplinarios y penales, Vargas Lleras tomó el toro por los cuernos, se fue a la Fiscalía y puso una denuncia que él mismo explicó en estos términos: “Detrás de este ardid y complot se recaudó un dinero en un sector ligado al grupo de las esmeraldas y se contrató a un coronel Ramírez para que comprara testimonios y me involucrara en hechos que, por supuesto, no son ciertos. Y quien estuvo al frente de ese operativo es el señor Santiago Uribe Vélez”.

 

 

A raíz de esa denuncia se hizo pública la amistad del polémico testigo Carlos Gabriel López con Santiago Uribe Vélez, quien además había servido de mensajero para llevarle una carta del ganadero casanareño a su hermano cuando ocupaba la Presidencia.

 

La respuesta del expresidente Uribe a la denuncia de Vargas Lleras fue la previsible. No mencionó nada que tuviera que ver con el caso y en cambio cubrió de oprobio al denunciante: “¿Cuánto tiempo hace que se le acusó de sus relaciones con paramilitares del Casanare y Mancuso?”, “Este señor Vargas Lleras es un sepulcro blanqueado, es un hombre de doble moral que en vez de responder por sus actos venga a acusar a Santiago, mi hermano”, “El mismo presidente Santos me ayudó a mí a entender la maldad de Vargas Lleras”. (Vea: ‘Vargas Lleras es un ambicioso que no tiene límites morales‘: Uribe)

 

Vargas Lleras replicó diciendo: “El doctor Álvaro Uribe trató de vincularme con Mancuso. Esos hechos ya fueron constatados por la justicia. Y lo que arrojó esa investigación es que el que era verdadero amigo de Mancuso, quien recibió todo su apoyo, era el doctor Álvaro Uribe”.

 

 

La temperatura siguió subiendo y un tiempo después el expresidente Álvaro Uribe, usando como escenario los potreros del Ubérrimo, se grabó diciendo pomposamente: “Bajo la gravedad del juramento. A raíz del atentado en su contra me visitó en la oficina de la Presidencia Germán Vargas Lleras. Acusó al entonces ministro Juan Manuel Santos de ser el responsable. Le repliqué que no siguiera con esa infamia”.

 

 

 

La afirmación de Uribe caía como una bomba sobre la relación entre Santos y Vargas Lleras. La selfi juramentada solo tenía un problemita: el atentado a Germán Vargas Lleras ocurrió el 10 de octubre de 2005 y Juan Manuel Santos se convirtió en ministro de Defensa el 19 de julio de 2006, nueve meses después.

 

Con disimulada sonrisa por haber encontrado a Uribe en otra mentira, Vargas Lleras declaró a la prensa: “Para la época el ministro de Defensa era Camilo Ospina. No sé qué objeto pueda tener esa afirmación y mucho menos que la haga bajo la gravedad del juramento”.

 

 

Los procesos disciplinarios y penales contra Vargas por los señalamientos del amigo de Santiago Uribe Vélez fueron archivados por falta de pruebas.

El ganadero Carlos Gabriel López Chaparro fue condenado en 2015 por falso testimonio después de confesar que mintió en sus afirmaciones contra el hoy candidato presidencial.

 

 

La participación de Santiago Uribe Vélez en estos hechos nunca fue investigada. (Como no lo fue la que presuntamente tuvo en el complot contra el magistrado investigador de la parapolítica Iván Velásquez, y por el cual fue condenado el abogado Sergio González, amigo y vecino de Santiago Uribe y de su primo Mario Uribe).

 

Esta semana, el candidato de frágil memoria Germán Vargas Lleras anunció que está listo para conformar una coalición con Álvaro Uribe, que los lleve juntos a la Presidencia a nombre de la honestidad y la decencia.

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” (para instalar la aplicación dar click aquí)

 

Tomado de Semana.com

Comments

comments

Columnistas