Sin engaño

Sin engaño

Jaime Calderón H.

Por: Jaime Calderón Herrera

 

Promover el desconocimiento de los acuerdos de paz entre el Estado Colombiano y las guerrillas, y al mismo tiempo lanzar consignas para combatir la corrupción, son dos cosas excluyentes, pues es precisamente la explotación del sentimiento primario de venganza, en especial por parte de quienes no han sido víctimas, lo que permite ocultar las causas reales de la corrupción, además de constituir la fórmula perfecta para la impunidad de los corruptos.

 

He afirmado con anterioridad en esta columna, que quienes promueven “hacer trizas los acuerdos”, si llegaran al gobierno en el 2018, no cumplirán su propuesta de campaña por dos razones, la primera, porque no les conviene, la segunda porque el acuerdo tiene amarre constitucional, así este no haga parte integral de la Constitución.

 

Los estrategas electorales no quieren desperdiciar el capital político ganado con el engaño en el pasado plebiscito, que por demás era simplemente consultivo.

 

Los ciudadanos estamos sufriendo las consecuencias de una sociedad en extremo inequitativa, agravadas por una crisis económica y por ende política a nivel mundial, y de contera, a las puertas de una revolución tecnológica que producirá cambios extremos en las relaciones sociales de la humanidad, transformaciones más profundas que las que produjo la revolución industrial durante los siglos 19 y 20.

 

Dirigentes que no propongan qué hacer para que el Estado garantice las pensiones y cómo reparar el fraude de las privadas, no merecerían nuestra atención.

 

No deberíamos tenerlos en cuenta si no hacen propuestas creíbles en cuanto a creación de empleo, incluyendo como afrontar la pérdida adicional con el advenimiento de tecnologías novedosas.

 

Le puede interesar: Responsabilidad social estatal, empresarial e individual

 

El crecimiento económico sustentado en la explotación indiscriminada de los recursos naturales, se sabe sin discusión que no es sostenible.

 

Entregar nuestros recursos al capital inmoral, para darle oxígeno al sistema moribundo, sería tan grave como asesinar a la madre, así que los candidatos nos deben garantizar qué van a hacer en materia de medio ambiente y de explotación minera en sitios que proporcionan las bases de la vida.

 

No dudemos, si continuamos con el embeleco de la polarización del año pasado, estaremos aceptando el engaño.

 

Para leer mas columnas de opinión del Dr. Jaime Calderón dar click aquí

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” (para instalar la aplicación dar click aquí)

Comments

comments

Columnistas