Así lo decíamos hace 13 años

Así lo decíamos hace 13 añosPor: Eutimio Hernández Gamarra.

 

ACLARACIÓN NECESARIA: Por razones de gratitud quiero expresar mis sentimientos de afecto a Barrancabermeja, no como mi primera patria chica, sino donde hice la enseñanza secundaria, después de llegar con un diploma de ‘auxiliar de talabartería’, cursando aquí el pregrado y el master en la llamada ‘Universidad del Trabajo’, como bautizó a Barrancabermeja, el político payanés y poeta conservador doctor, Guillermo Valencia, en la campaña electoral de 1930.

 

El doctorado en la ‘génesis’ de Barrancabermeja, sus gentes y sus problemas, lo hice con ilustres patriarcas ‘azules y rojos’, fueron ellos  don Simón F. Galvis, don Guillermo San Miguel, don Indalecio López, don José Antonio Suárez, don José Domingo Reyes Rivero y don Rafael Núñez Ospino.

 

Conocí las ‘mañas’ propias de los izquierdosos provenientes del socialismo soviético y fui amigo ocasional del doctor Diego Montaña Cuellar, de quien perfeccioné el por qué no era sano ser izquierdoso.

 

 

EN ESA ÉPOCA SE PODÍA SER TRABAJADOR DE ECOPETROL Y A LA VEZ CONCEJAL DE BARRANCABERMEJA

 

Paralelo a nuestra función de obrero de la refinería en el cargo de instrumentista 1A, fui en dos periodos al Concejal Municipal de Barrancabermeja, primero suplente por dos años del ilustre patriarca don Simón F. Galvis y posteriormente concejal principal por dos años. En la primera ocupé la Vicepresidencia del Concejo y en segunda la Presidencia con el voto unánime de todos los concejales.

 

 

¿QUÉ HICIMOS Y CUÁL NUESTRA LABOR COMO CONCEJALES?

 

Veamos algunas de ellas, aunque muy someramente:

 

— Hicimos construir el puente de la carrera 17 (hoy conocido como el Puente Picapiedra) que comunicaba la ciudad con el barrio El Parnaso, vía que por años estuvo cerrada.  En esa época la 17 era la única calle que conectaba El Parnaso con la ciudad.

 

— Obtuvimos la apertura y puesta en servicio del Hospital de San Rafael que fue un ‘elefante blanco por años.

 

— Le suprimimos al Municipio la interventoría de las obras del Plan Piloto, que se hacían con los dineros de las llamados ‘prestamos de participaciones voluntarias y las pasamos a ser intervenidas por Ecopetrol.

 

 

ANÉCDOTAS QUE OCURRIERON EN ESA ÉPOCA

 

Dos hechos de gran relevancia de los Concejos en 1960-1962  y  1962–1964, que tuvieron hechos anecdóticos.

 

 

LA PRIMERA

 

Por idea de algunos concejales, le hicimos un homenaje de reconocimiento al gran  líder de las causas obreras y magnífico escritor sobre Barrancabermeja, doctor Gonzalo Buenahora, (autor de la conocida obra ‘Sangre y Petróleo’).

 

Por idea del entonces Presidente del Concejo Municipal, el aquí firmante, Eutimio Hernández Gamarra, el sitio escogido para el homenaje fue el Club Magdalena de Ecopetrol  (hoy Club Miramar)  y  el orador oferente fue don Rafael Núñez Ospino, quien  esa  noche  se destacó con una magistral pieza de oratoria.  Pero el homenajeado, el doctor Buenahora, se pasó de copas y pegó —a oferente y concejales— una severa vaciada  de  padre y señor nuestro  por haberlo llevado a ese sitio donde,  según Buenahora   “el imperialismo Yankee se preparaba para explotar en  todas  las  formas a  los  trabajadores  petroleros de la que fue la Tropical Oil Company (la vieja Troco)”.

 

 

LA SEGUNDA

 

Así lo decíamos hace 13 añosAcogiendo la idea de concejales ‘rojos y azules’ de todos los grupos, promovimos una reunión con los parlamentarios de Santander en el Club Bogotá en la capital del país para expresar la necesidad de que el Congreso mirara hacia la “Capital Petrolera de Colombia” también llamada en esa época la “Sultana Negra de América”  y  “Ciudad que todo lo da y nada recibe”, como lo afirmara el locutor oriundo de Morroa (Sucre) don  Rafael  Medina  Corrales (q.e.p.d.) en  los  despertares  del día a través de la Emisora Barrancabermeja.

 

La  reunión  fue  todo un éxito por  la  asistencia  de  los  congresistas; pero también tuvo su inconveniente.   El concejal, entonces del partido rojo disidente, doctor Luís Torres Almeida, igual que el doctor Gonzalo Buenahora‘se pasó de copas’ e irrespetó al senador Ospino-Alzatista, médico Hernando Sorzano González y a este —como se dice popularmente— se le ‘salió el santandereano’ y encuelló al concejal Torres Almeida.   Muy cordialmente tuvimos que separarlos.

 

Como efecto positivo de la reunión de congresistas y concejales a que hemos hecho referencia, a la cual asistió como invitado especial el doctor Mario  Galán Gómez, entonces Presidente de Ecopetrol,  salió de ahí el interés por la construcción de un colegio para varones que reemplazara al vetusto Colegio Oficial de Varones del Barrio Pueblo Nuevo.  Me refiero a la construcción del hoy  Colegio Diego Hernández de Gallego que conocemos en la carrera 28 el barrio Galán.

 

Sin embargo algo que no gustó en la adjudicación de la construcción del Diego Hernández de Gallego  fue  que se presentaron dos proyectos de lo más interesantes, pero  para nosotros los concejales, el mejor proyecto (planos y maquetas)  y más excelso proyecto en el sentido estructural fue el presentado por (2) dos arquitectos hijos de Barrancabermeja: los doctores   Rubén Darío Utria, profesional de la Universidad la Gran Colombia y experto en urbanismo como asesor de la UNESCO, y un doctor de apellido Toscano, hermano del ingeniero Hugo Toscano García, pero al no ser aceptado el proyecto de los hijos de Barrancabermeja, los concejales por unanimidad dijimos:  “aceptemos  el  proyecto  que  no  nos  gusta,  porque  del  ahoga ‘o  el sombrero”.

 

Le puede interesar: Bienvenida la paz, adiós a la guerra.

 

OTROS LOGROS EN EL CONCEJO MUNICIPAL DE ESA ÉPOCA

 

Ejemplo de unidad y consagración fue lo que vivimos con los concejales Álvaro Carvajal Vecino (del MRL, Movimiento Revolucionario Liberal)  y  Ezequiel Romero Llerena (del Partido Comunista).  Con ellos presentamos y sacamos adelante el Acuerdo de la creación el primer Sindicato de Trabajadores del Municipio de Barrancabermeja.

 

Por todas estas ejecutorias y otras que omitimos fue que la gente nos quiso tanto.

 

Éramos quince (15) concejales, catorce (14) de los cuatro (4) grupos de los rojos y azules, y uno (1) confeso del partido Comunista.

 

Éramos la mayoría jóvenes veintones largos y treintones cortos; beligerantes ideológicamente. Todos, sin excepción, ejemplos de consagración, honestidad y pulcritud al servicio de los mejores intereses de la comunidad.

 

Ninguno. Léase bien, pasó del segundo piso del Concejo a oír las terribles tempestades en el primer piso de la cárcel del palacio municipal o a transitar las terribles tempestades originadas en el cerro Corcovado en el sur del departamento de Bolívar,

 

 

¿QUÉ NO PUDIMOS HACER?

 

El traslado, con todas las normas legales, de la infame cárcel de hombres y mujeres que por años y años  —67 años para ser más exactos—  que ha permanecido debajo de las oficinas del Palacio Municipal, en lo que fueron las aulas de la primera Escuela Municipal de Varones de Barrancabermeja.

 

El traslado del Palacio Municipal al Parque Infantil, en lo que nos ganaron los Padres Jesuitas con el Palacio Episcopal donde hoy funciona la dirección de la Diócesis de Barrancabermeja.

 

 

MI PRÓXIMA COLUMNA POR BARRANCABERMEJA VIRTUAL

 

Antes de entrar al contenido de la columna que leerán titulada: “La Decadencia del Mantenimiento en Ecopetrol y otros comentarios”, que es extenso y se necesitará más de una edición, es nuestro deber hacer las siguientes precisiones por lo que ha sido la ausencia de mis colaboraciones para BARRANCABERMEJA VIRTUAL.

 

La verdad, esperaba que pasara el ‘trepa que sube’ de las revocatorias que NO compartimos para la Colombia de hoy, respetando desde luego, las buenas intenciones que hayan podido tener para el bien del país, los Honorables Constituyentes de 1991.

 

No compartimos las revocatorias, porque consideramos que no es bueno ni mucho menos sano para el desarrollo y progreso de ciudades grandes, intermedias o pequeñas, que partidos políticos  —por muy tradicionales que hubieran sido  o comités de barrios y otros de garaje—  se opongan a la gobernabilidad de un funcionario por haber sido rival o contrincante en la disputa electoral, especialmente cuando sus promotores han feriado las administraciones y se han cerrado los oídos, la lengua y las manos para denunciar y  los  pies  para manifestar  contra el desgreño de las finanzas de los recursos públicos, como  por  ejemplo  la construcción de canchas sintéticas en un clima de  38°C  y  especialmente  —lo que más nos ha causado dolor—  el cubrimiento con techo  y  tubos  metálicos  el  emblemático  Parque Infantil  de  Barrancabermeja.

 

Las revocatorias promovidas por caciques y no caciques le han costado a las finanzas públicas más de cien millones de pesos ($100.000.000), y se dice que hasta el momento “no ha coronado ni una sola”.

 

 

COMENTARIOS RESPETUOSOS

 

Las (3) tres salidas de un alto funcionario de Ecopetrol:

 

Pocos días después de su posesión, el Presidente de Ecopetrol dijo en la Revista Semana, que en la empresa “sobraban muchos trabajadores y que había que hacer una gran reducción de personal”.
En Bucaramanga, en el mes de julio del 2015, con mucha ‘suavena’ sepultó con un NO el PMDR (Plan de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja), diciendo que “este se haría pero poco a poco, por la baja internacional de los precios del petróleo”.

 

La última salida que, con todo el respeto, es lo que en términos barranqueños llamamos una “perrada1 antioqueña”, y es que según el presidente de Ecopetrol “el PMDR se haría siempre y cuando se aprueben los proyectos PYC, en inglés Fracking”.    De esta propuesta ni la “gloriosa” USO sabe de qué se trata y cuando lo sepa, pondrán las condiciones que lleguen al cielo.  Ya sabemos por qué.  Se acordarán del suscrito.

 

Les presento disculpas a los lectores de BARRANCABERMEJA VIRTUAL, porque esta presentación del artículo, que próximamente leerán sobre el mantenimiento la Refinería de Ecopetrol, se ha hecho más larga que la espera de una ‘novia bonita’.

 

 

NOTA DE CONDOLENCIA

 

Enterado del fallecimiento del doctor, Juan de Dios Alfonso García, gran líder rojo y servidor de la comunidad barranqueña, con nuestra hermana Rosita, muy cercana al extinto, le hacemos llegar a su esposa, familiares y amigos nuestra sentida expresión de condolencia.

 

Con profundo pesar, EUTIMIO HERNÁNDEZ GAMARRA.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

EUTIMIO HERNÁNDEZ GAMARRA es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: euraher.colcontroles@gmail.com

Comments

comments

Columnistas