Después de la tormenta viene la calma

Después de la tormenta viene la calmaPor: Rosberg Perilla Pérez

 

Dice el adagio popular que «después de la tormenta viene la calma».   Debo confesar que en toda mi vida viviendo en Barrancabermeja nunca antes había presenciado un espectáculo tan bochornoso como fueron los días anteriores a la consulta popular relacionada con la revocatoria del mandato del alcalde, Darío Echeverri Serrano.

 

Fueron días en los que el odio, la malquerencia, la tirria, el rompimiento de amistades, las antipatías, las groserías y la propaganda mentirosa desdibujaron la verdadera imagen que debe reflejar un municipio como Barrancabermeja, que debe ser todo lo contrario:  una ciudad con las puertas abiertas a los inversionistas, que respire optimismo y toda unida pensando en cómo salir de la crisis, proponiendo ideas, negocios, beneficios y dividendos para todos.

 

Lamentablemente —y da pena decirlo— estos ‘personajes’, a quienes la comunidad bautizó como ‘los revocos’, sumieron a nuestra ciudad en un atraso administrativo, generando un ambiente hostil,  única y exclusivamente porque el alcalde Darío Echeverri Serrano, no les ha dado la oportunidad de seguir desangrando a nuestro municipio.   Repito, da pena decirlo, pero venían mal  acostumbrados  desde el gobierno del ex alcalde, Elkin Bueno y como se les suspendió la ‘teta’,  descargaron  la ira,  el saboteo,  los daños  y  el  entorpecimiento ciudadano sobre nuestro municipio.

 

Por fortuna, los barranqueños de bien, la gente honesta y trabajadora de esta ciudad, no les siguió el juego y les dio su ‘tate quieto’ y sencillamente no acudió a las urnas.

 

Estos personajes, que sin el más mínimo asomo de responsabilidad política, embarcaron a nuestra ciudad en la ‘loca aventura del odio y el resentimiento’ a través de la fracasada revocatoria, hoy deben responderle a la ciudad y reponer el daño que causaron las agresiones que ocasionaron.

 

Ahora que se conoce cuánto costó finalmente la revocatoria,  mirar cómo podrían resarcir ese daño millonario a nuestro Estado, al botar literalmente, a la caneca de la basura, más de $ 550 millones que costó ese proceso por parte de la Registraduría Nacional, más $ 200 millones de pesos —por aparte— que puso la Alcaldía, para un total de $ 750 millones de pesos.

 

No hay derecho a que ciudadanos causen graves daños a nuestro presupuesto y que hayan dejado tan dividida y con hondas heridas a nuestra comunidad y  ‘no pase nada’.

 

El odio y el divisionismo que generó en nuestra sociedad el proceso —que casi raya en la locura— mostró el material del que están hechos algunos de nuestros dirigentes que exponían más interés por lo personal que por los intereses de toda la ciudad.

 

Aquí algunos de esos ‘revocos’ que siempre estuvieron liderados por la protagonista de la Yidis política, Yidis Medina Padilla y a la sombra, por el ex alcalde Elkin Bueno Altahona, quien aún no resuelve sus líos con la justicia.

 

Liliana Botero, Jonathan Vásquez, Ciro Fernández Núñez, Paul Solórzano, Darinel Villamizar Ruiz, Jorge Carrero, Rogelio Scarpetta Díaz, Juan de Dios Castilla, Nadim Saad, Juan Carlos Sierra, Sabex Mancera, Raúl Rodríguez, Carlos Echavarría, Erwin Jiménez Becerra y su hermana Elayne, Leonardo Gonzales Campero, Leonardo Granados, Gustavo de la Ossa Sánchez, actual Personero Municipal, quien desde la sombra apoyaba la revocatoria.

 

También  estaban Fredy Flórez, Andrés Manosalva, Jairo Bonza, Roger Sanabria, Luz Ena Cortés, Delfina Alcocer, Pedro Flórez, Yesid Blanco, Gustavo Duarte, el pastor Orlando Mendoza, Mario Evan Neme, Isaac Jiménez, Jorge Núñez, Julio Gordillo, Lucho Arismendi, Raúl Rubio, Óscar Iván Vásquez, Adolfo Restrepo, Mario Guevara, Pedro Osorio, Pablo Arteaga, Yaneth Ojeda, entre otros que alcanzaron a repartirse —anticipadamente— el ponqué burocrático de varias secretarías y la firma de importantes convenios y contratos.

 

¡Qué locura!

 

LA ÑAPA:   A continuación algunos personajes —pasados de calidad’— que siempre condimentaron el proceso con sus locuras y actuaciones.   Me refiero al popular ‘Cabemax’, a Pesca’o, a Pacho Silva,  El Mico Mulford,  Juan Carlos Ortiz,  Omar Morales junto a su escudero Óscar Emilio Jiménez, Cristian Piedrahita (Fifi) entre otras ‘figuras’ de nuestra comarca.

 

Ojalá sea este un capítulo de nuestra historia para cerrar definitivamente y que NO vuelva a suceder… nunca jamás.

 

He dicho.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico:  periodista22@msn.com

Comments

comments

Categories