¿Por qué el escandaloso fracaso de la revocatoria?

¿Por qué el escandaloso fracaso de la revocatoria?Por: Rosberg Perilla Pérez

 

La revocatoria del mandato del alcalde, Darío Echeverri Serrano, finalmente terminó siendo un fracaso por muchas razones que expondré a continuación:

 

PRIMERO: La ciudadanía de Barrancabermeja consideró injusto que se revoque a un gobernante que solo lleva 1 año en el ejercicio de sus funciones. Lo más grave es que quienes ‘exigían’ su salida —en su gran mayoría— han formado parte, como políticos y contratistas de los gobiernos del ex alcalde Elkin Bueno Altahona, quien tuvo la oportunidad de gobernar durante 3 mandatos a la ciudad de Barrancabermeja sin que a él le exigieran, con la misma severidad, lo que hoy le reclaman a Darío Echeverri.

 

Si la gente ve a Fernando Andrade pavimentando más de 5 kilómetros lineales en diversos barrios de la ciudad por auto pavimentación, si la gente observa al profesor Cristian Juliao haciendo un excelente mantenimiento de los escenarios deportivos, si los jóvenes se benefician de las becas universitarias, si los niños hacen uso del transporte escolar gratuito y del complemento alimenticio —todo lo anterior en 1 año de mandato y a la vez tratando de solucionar los ‘chicharrones’ heredados del pasado gobierno— lo mínimo que hace el ciudadano es seguir dándole la oportunidad al mandatario y expresarle su solidaridad.

 

La gente lo entendió así y por eso no salió a votar.

 

LE PUEDE INTERESAR

 

SEGUNDO: Fue tanta la desfachatez de los enemigos del alcalde, que hasta el propio abogado, Alfredo Castaño Martínez, (ex aspirante al senado de la república y uno de los más férreos opositores de Darío Echeverri) le reconoció públicamente al periodista, Jorge Toloza Fuentes que «desde la misma noche del triunfo el 25 de octubre de 2015, los contrincantes del entonces electo alcalde le sentenciaron armarle la revocatoria».

 

LE PUEDE INTERESAR 

 

TERCERO: Da pena decirlo, pero el antiguo movimiento Fuerza Comunitaria de los años 90 —que se ‘reencauchó’ en la llamada ‘ciudad futuro’ en el 2011, que sigue las orientaciones del ex alcalde, Elkin Bueno Altahona y que han sido participes activos de la política local durante los últimos 25 años (1992 a 2017) — está totalmente desgastado.

 

Elkin Bueno estuvo a la sombra de la revocatoria como siempre, tirando la piedra y escondiendo la mano.

 

Era prácticamente imposible que después de una ‘ciudad futuro’ tan mancillada por todo el daño que le hizo a Barrancabermeja, tuvieran la ‘autoridad moral’ para exigir la revocatoria de Darío Echeverri y más si los íconos de esa revocatoria eran Yidis Medina (conocida a nivel nacional por el escándalo de la reelección presidencial) y Jairo Bonza (personaje que no tiene muy claro el negocio de la venta de unos semáforos que nunca se instalaron durante el gobierno de Elkin Bueno).

 

Esa falta de coherencia fue notoria y por eso la ciudadanía no tomó en serio el mecanismo de participación ciudadana, más aún cuando llegaron a engrosar el movimiento figuras como Ciro Fernández (el cuñado de Elkin Bueno) Erwin Jiménez (el controvertido ex concejal de la cultura barranqueña) y el joven Jonathan Vásquez quien cometió el grave error de ‘comprar una pelea’ que no era con él, arrojando a la caneca de basura el capital político que había adquirido en las pasadas elecciones cuando posó de ‘joven renovador’ de la política local, esta vez quedando al lado de personajes totalmente desgastados.

 

Ver a Jonathan Vásquez, miembro de una de las familias fundadoras de Fuerza Comunitaria, desesperado en las redes sociales ofreciendo líneas de teléfonos celulares para trasladar taxis a domicilio y llevar ciudadanos a votar a favor de revocar al alcalde fue un acto que, para muchos, reflejó odio, revanchismo y actitud de mal perdedor, cuando el propio Jonathan ha insistido —en forma reiterada— que quiere gobernar la ciudad por 4 años, entonces NO hay derecho a ser injustos con un barranqueño que solo ha gobernado por 1 año como era el caso de Darío.

 

La gente lo entendió así, especialmente porque con Elkin Bueno nunca se pronunció, ni siquiera para criticarlo y peor aun cuando públicamente menospreció una respetuosa invitación que le hizo el alcalde de formar parte del grupo de sus más inmediatos colaboradores, echando por tierra la manida frase según la cual Darío dizque ‘no es incluyente’.

 

CUARTO: Si algo me pareció maravilloso de la jornada del domingo es que los ciudadanos en Barrancabermeja NO odian, los que odian son una minoría.

 

Tuve la oportunidad de dialogar con mucha gente que siempre mantenía la reserva de ir a salir a votar en contra de un mandatario que les está dando oportunidades laborales y de prestación de servicios a muchos ciudadanos.  «Yo no puedo salir a votar en contra de un alcalde que le está dando trabajo a la hija de mi vecino», me dijo preocupado un día un amigo que vive en el nor oriente.

 

Así las cosas, la gota que ‘rebasó la copa’ fue la puesta en circulación de un ‘audio’ en donde el marido de una ex contratista de la alcaldía, líder de la revocatoria, hablaba de «llegar a expulsar gente de la administración municipal» en caso de que Darío Echeverri fuera revocado.

 

Ese tipo de situaciones generó malestar entre los ciudadanos que tienen claro algo muy importante —tal cual lo dice el dirigente comunal Lino Peralta del barrio La Victoria— y es que «un barranqueño NO es mala gente y no revoca a otro para que lleguen a echar a la calle a gente pobre con un empleo».

 

LE PUEDE INTERESAR (AUDIO DEL MARIDO DE UNA LIDER DE LA REVOCATORIA)

 

Para los ciudadanos en Barrancabermeja está claro que un empleo se puede perder solo cuando la ley colombiana lo permite, pero jamás por acciones derivadas de un saboteo a un mandatario que apenas lleva año y medio gobernando.

 

Así las cosas, el mensaje de la ciudadanía ha sido claro y contundente: Al alcalde ‘que siga trabajando’ en favor de las comunidades y a los saboteadores que ‘dejen el odio que tanto daño le hace a la ciudad’.  Por ejemplo, muy importante que en lugar de estar atendiendo procesos engorrosos e inútiles como la revocatoria, el alcalde y toda la comunidad enfrentemos a Ecopetrol en el compromiso de impulsar el PMRB.

 

Hacía allá es donde deben ir dirigidas nuestras acciones.

 

He dicho.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: periodista22@msn.com

 

 

Comments

comments

Categories