Lo que no se dice

Lo que no se dicePor: Darío Echeverri Jr.

 

La situación económica en Barrancabermeja está en un periodo difícil, la economía local ha entrado en un periodo de estancamiento que ha afectado a empresarios, comerciantes, trabajadores, la administración municipal y en general a toda la comunidad.

 

A partir de esta difícil coyuntura muchas personas han buscado pescar en rio revuelto inventando señalamientos o fabricando acusaciones para señalar culpables y así ganar simpatías que puedan convertirse en apoyos electorales.

 

Es así como que manifiestan sin ninguna pena o recato que la culpa de la situación es de la administración municipal ocultando a propósito que la crisis del petróleo es la principal causa de lo que está pasando.

 

Esto, que se ha manifestado en una reducción del crecimiento económico del país, desempleo, caída en la producción y de la inversión, a lo que se suma los problemas presupuestales del gobierno nacional, completando un panorama complicado para todo el país.

 

Le puede interesar: En duda la ‘confiabilidad operativa’ de la refinería tras 2 incendios consecutivos

 

Pero no le dicen a la comunidad que el gobierno municipal viene haciendo un trabajo permanente para dinamizar la economía local, pues a pesar de los problemas presupuestales producto de la crisis petrolera que ha ocasionado el cierre de empresas, despidos, bajo consumo y la caída en el recaudo de impuestos municipales, se ha logrado avanzar en el desarrollo de programas con impacto social y económico.

 

Es así como el transporte y la alimentación escolar han tenido una nueva dinámica con el gobierno de Dario Echeverri, pues ya los estudiantes no tienen que esperar dos y tres meses para que inicien estos programas sino que empiezan desde el primer día de clases, lo que significa que por ejemplo para el caso del transporte escolar las empresas locales que desarrollan el programa reciben más recursos por más tiempo, logrando beneficiar toda la cadena del transporte local, conductores, mecánicos, gasolineras, etc., y por supuesto a los estudiantes y sus familias.

 

Similar caso sucede con las becas de educación superior, en este momento son más de 3.300 beneficiarios, donde un número cada vez mayor de jóvenes pueden estudiar en un amplio grupo de entidades de educación y formación superior, generándose una dinámica que sin intermediarios beneficia a no solo los estudiantes y sus familias sino a papelerías, restaurantes e instituciones educativas, junto con los docentes, asistentes, auxiliares, y otros trabajadores.

 

Otro ejemplo es el del programa de auto pavimentación, donde se trabaja con mano de obra de cada barrio que se interviene, logrando que se mejore la calidad de vida de la gente al facilitar el acceso de las personas y los vehículos a sus viviendas.

 

Estos son solo algunos ejemplos de la intervención de la alcaldía local para dinamizar la economía que vivió muchos años bajo la burbuja del petróleo y de la promesa del PRMB, que ocasiono deudas e inversiones que no se han podido recuperar y para lo cual es necesario seguir insistiendo en la realización de este proyecto de modernización de la refinería.

Comments

comments

Columnistas