¿Por qué fracasan las revocatorias?

¿Por qué fracasan las revocatorias?Por: Rosberg Perilla Pérez

 

Algo que no he podido entender es, ¿por qué razón —si yo NO firmé para la revocatoria, si a mí  NO  me dijeron nunca que firmara nada, si a mí NO me consultaron para nada sobre ese tema y finalmente ese asunto NO es de mi incumbencia—  entonces  yo  tenga que ir a las urnas el próximo 18 de junio ?

 

Una cosa son unas elecciones programadas cada cuatro años, en donde todos los ciudadanos, necesariamente, participamos en el proceso de tomar la decisión de elegir, mediante el voto, entre una cantidad de candidatos quiénes ocuparán los cargos políticos en una ‘democracia representativa’ y otra muy diferente es embarcarnos en una aventura —patrocinada por un grupo de ciudadanos— que, aunque legalmente permitida por la ley, es solo de su ‘interés personal y particular’.

 

Querer ‘revocar’ a un ciudadano que ya fue elegido constitucionalmente para un período de (4) cuatro años (48 meses) y que solo ha gobernado 17 meses, es un asunto ‘individual y subjetivo’ que corresponde a la esfera íntima de sus patrocinadores y NO al de la ciudadanía en general.

 

Dicho de otra manera, el problema de la ‘revocatoria’  es  de  ellos,  los ‘revocadores’, que tendrán que ir  a  sus  urnas  a  expresar  que no les gusta el mandatario, pero jamás a obligar —a quienes NO  nos interesa el tema— a  participar en ese mecanismo que, para  muchos  en Barrancabermeja, es improductivo, desgastante, incluso costoso en términos económicos  e innecesario en una época en la que,  por el contrario,  debemos estar concentrados en la unidad municipal y regional  frente  a  los  grandes  desafíos  por  afrontar  en  un  mundo  globalizado,  pero  igualmente  difícil y competitivo, en medio de tantos problemas sociales que  afectan  a  muchos de nuestros ciudadanos.

 

La ‘revocatoria’, figura jurídica contemplada dentro de los mecanismos de participación ciudadana, fue creada por la Constitución de 1991, pero tres años después fue reglamentada, y solo hasta el año 1996 empezaron a votarse este tipo de iniciativas, que buscan principalmente, el control en las urnas a los respectivos alcaldes y gobernadores de turno.

 

En los últimos 26 años —de los 168 procesos documentados hasta la fecha (157 para alcaldes y uno para gobernador)—  solo 52 llegaron a las urnas y 116 no lograron superar, ni siquiera, la etapa de recolección de firmas.  Es decir que ninguno de estos procesos jamás ha prosperado.  Ningún alcalde o gobernador ha sido separado de su cargo a través de ese instrumento democrático.

 

Luego de la reforma de esta iniciativa, modificada por la Ley 1757 de 2015, donde se bajaron los topes para el número de firmas, del (40%) se bajó a (30%) y el número de votos para revocar un mandato (del 60% al 40% del total de quienes votaron en las últimas elecciones en cada municipio o departamento) se ha vuelto a considerar la ‘revocatoria’ como un mecanismo de control político para los gobernantes.

 

Sin embargo, hoy todo el mundo se pregunta por los verdaderos ‘intereses’ de quienes promueven esta iniciativa.  Muchos hablan de ‘revanchismos políticos’, de malos  perdedores,  porque  poco  o  nada  se  evalúa  la  gestión  del  gobernante,  entre otras cosas porque el  Plan  de  Desarrollo  del  gobierno de Darío Echeverri  ni siquiera lleva 1 año de legitimidad y vigencia.

 

Me pregunto:  — ¿Cómo podemos evaluar el cumplimiento o no de un Plan de Desarrollo  si  ni siquiera se ha empezado a implementar?

 

Muchos barranqueños ven, en quienes pretenden revocar al gobierno de Darío Echeverri  Serrano, que el mecanismo está impulsado más por una ‘sed de venganza’   que  a un verdadero  y  sano  interés por la ciudad y por sus habitantes.

 

Es cierto que Darío Echeverri ganó las elecciones con 31.418 votos que solo representaron el  28.40%  de  la  votación  y  que  los  otros  candidatos  representaron, en ese momento,  el   restante  71.60%,   pero  en  ese mismo  porcentaje  están  muchos de los alcaldes de Colombia, incluidos Enrique Peñaloza de Bogotá  y  Rodolfo Hernández  de  Bucaramanga.

 

 

NO TODOS LOS VOTANTES TIENEN LOS MISMOS INTERESES

 

De  otro  lado,  no  hay  que  olvidar  que  entre  los  ciudadanos  que  NO  votaron por Darío  Echeverri  existen  2 clases de votantes,  unos,  los  involucrados  directamente en  los  asuntos  burocráticos  y  de  contratación   (que  son una minoría acostumbrados a  la  ‘mermelada’  y  que  mantienen su  fija  mirada  de  codicia  humana  puesta  sobre  el  presupuesto  municipal)  y  de  otro  lado,  una  inmensa mayoría de ciudadanos  que  se  benefician  de  los  programas  como  el complemento alimenticio, el  transporte  escolar  gratuito,  los programas de auto pavimentación de vías en los barrios y veredas, las  becas  universitarias  para  los  jóvenes  estudiantes,   que  hoy    valoran  el  esfuerzo de  Darío  Echeverri  Serrano,  Alcalde  de Barrancabermeja,  por  servirle  a  la  ciudad,  en  apenas 1 año de mandato.

 

 

Le puede interesar: Rendición de cuentas DArio Echeverri Alcalde 2016.

 

 

Da pena decirlo, pero los ‘revocadores’ (que más parecen ‘saboteadores’) NO demuestran amor por la ciudad, pues en su infinito odio personal contra el alcalde llegaron a solicitar —inclusive—  que la gente NO marchara a favor de presionar a Ecopetrol por la construcción del  PMRB,  mega  proyecto  que  tanto  necesita  hoy  el puerto  petrolero.   Estas salidas en falso, sin argumentos, direccionadas más por el odio y el rencor  que  por  un  sincero  deseo  por  construir  una  Barrancabermeja  mejor,  es  lo  que  ya  muchos  ciudadanos  han  venido  observando  con  perplejidad  y asombro y  están  dispuestos  a  rechazar  el  próximo 18 de junio.

 

 

Le puede interesar: Plan de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja MOTOR DINAMIZADOR DE LA ECONOMÍA DE BARRANCABERMEJA

 

 

NO podemos confundir los ‘asuntos personales’ de una minoría, sedienta de venganza, por los intereses de toda una comunidad que espera pronto un POT (Plan de Ordenamiento Territorial) y que ya esta administración municipal está diseñando.

 

NO podemos confundir los ‘asuntos personales’ de una minoría, sedienta de venganza, por los intereses de toda una comunidad que espera pronto la construcción de un Plan de 2000 viviendas para los sectores más necesitados en la Comuna 7 de Barrancabermeja.

 

NO podemos confundir los ‘asuntos personales’ de una minoría, sedienta de venganza, por los intereses de toda una comunidad estudiantil que se beneficia del complemento alimenticio y del programa de transporte escolar gratuito.

 

NO podemos confundir los ‘asuntos personales’ de una minoría, sedienta de venganza, por los intereses de toda una comunidad de jóvenes universitarios que aspiran a una beca para aumentar la riqueza de sus conocimientos en la búsqueda de un mejor futuro profesional y nivel de vida.

 

NO podemos confundir los ‘asuntos personales’ de una minoría, sedienta de venganza, por los intereses de toda una comunidad que espera el cierre definitivo de los rellenos sanitarios en Patio Bonito y la nueva ubicación de un depósito de basuras que no afecte nuestra cuenca hídrica y fuentes de agua.

 

En fin, NO podemos dejarnos llevar por los intereses particulares de un sector ‘politiquero y revanchista’ que por fortuna Barrancabermeja ya tiene plenamente identificado (que, paradójicamente incluso, nunca  se manifestó en contra del gobierno anterior, pese  a  sus  numerosos  actos  de  corrupción  hoy  muchos de ellos investigados por las autoridades).

 

 

CONCLUSIÓN

 

Repito, si yo NO firmé para la revocatoria, si a mí NO me dijeron nunca que firmara nada, si a mí NO me  consultaron  para  nada  sobre  ese  tema  y  finalmente ese asunto NO es de mi  incumbencia—  entonces por qué tengo yo que ir a las urnas el próximo 18 de junio ?

 

Definitivamente, el 18 de junio NO VOTO … a mí, personalmente, NO me tienen nada que consultar …  A otro perro con ese hueso

 

Yo elegí alcalde por 4 años y ese 18 de junio, Día del Padre, ‘suavemente’ … en mi casita me quedo.

 

He dicho.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: periodista22@msn.com

Comments

comments

Columnistas