La división barranqueña, nuestro gran obstáculo

Por: Cristhian Gutiérrez Martínez.

 

En estos 95 años de vida municipal de Barrancabermeja me sigue asaltando una duda:  ¿por qué no hemos podido avanzar más en todos estos años, si como ciudad región tenemos todas las características para estar en mejores condiciones?

 

Por un lado tenemos a Ecopetrol como vecino, colaborando en los temas.   Tenemos al río Magdalena como majestuosa vía de comunicación fluvial y estamos ubicados geográficamente en todo el corazón del país, entonces:  ¿qué pasa en Barrancabermeja?

 

Haber conocido la idiosincracia y la cultura de otras ciudades y regiones del país, me permite pensar que tenemos gran parte de la responsabilidad de nuestra situación actual.   Nos acostumbramos a un ‘estado de cosas’ que pensamos nunca cambiarían y cuando cambiaron, NO estuvimos preparados para afrontar la situación.   El precio del barril en los mercados internacionales bajó  y en forma paralela se presentaron los escandalosos sobrecostos en Reficar y entonces Ecopetrol —nuestra gran empresa— entró en crisis.

 

Entonces ahora, que estamos obligados a buscar alternativas, en lugar de conseguirlas, empezamos a ‘buscar culpables’  y  el  ‘escenario perfecto’  para ‘lavarnos las manos’ es nuestro alcalde, Darío Echeverri Serrano.     Sin embargo, lo que no alcanzan a entender  —quienes atacan y cuestionan a nuestro alcalde—  es que cualquier persona que hubiera llegado a ocupar el cargo, en este momento, estaría administrando la ciudad con  las mismas dificultades que hoy le exigen a Darío solucione ‘totalmente’ sin haber llegado siquiera a los primeros 18 meses de un mandato total de 48 meses;  es decir quedando aún 30 largos meses por delante y como si los problemas de Ecopetrol fueran culpa de nuestro mandatario.

 

Me atrevo a suponer que todos los ex candidatos a la Alcaldía —tanto Liliana BoteroJonatan Vásquez, el ex agente de la Policía Horacio Henao y la doctora Janeth  Mojica—  hoy, imaginándolos como actuales mandatarios barranqueños estarían afrotando las mismas dificultades.

 

Nosotros como ciudadanos debemos estar actualmente aportando ideas y proyectos para combatir la crisis que nos afecta a todos y que son producto de decisiones y medidas gubernamentales tomadas a nivel nacional como  las parálisis de los proyectos PMRBdragado del río Magdalena,  problemas en la construcción de la Vía Yuma y la Ruta del Sol, el rechazo del ejecutivo al Distrito Petroquímico, Portuario y Turístico con sede en Barrancabermeja y el recorte de nuestras regalías hoy manejadas desde la capital del país.

 

La Ley de Regalías —de la autoría de Juan Carlos Echeverry (cuando fue ministro de Hacienda de Santos)—  concentra, en manos del ejecutivo a nivel nacional, el manejo de las regalías y ha quebrado las finanzas de los municipios petroleros, ya que les arrebató el  80%  de los ingresos derivados de  las rentas del petróleo.   Los municipios santandereanos petroleros han dejado de percibir más de $ 400 millones de pesos al año para sus respectivas obras públicas, por supuesto, entre ellos Barrancabermeja.

 

La conclusión es una y bien clara:    TODOS debemos trabajar  en el mismo objetivo:  Barrancabermeja necesita la unidad de  sus hijos —nacidos y adoptados— para entre todos buscar como objetivo la salvación de nuestro municipio.

 

La polarización —entre las fuerzas políticas vencedoras y derrotadas en la pasada contienda electoral y que hoy nos quiere ‘vender’ como estrategia política—   nunca nos ha favorecido, ni nos favorecerá, por el contrario, en tiempos de crisis se requiere de ‘unidad sin perder la dignidad’.

 

Me sorprende ver como quienes trabajaron en el pasado con gobiernos responsables de la actual crisis que vivimos, nos quieren hacer ‘troyas’  sobre temas en los que tuvieron la oportunidad de trabajar directamente y con mucho poder y no lo hicieron.

 

Secretarios de Gobierno (varios de ellos)  que —lamentablemente— no hicieron nada por solucionar muchos de nuestros viejos problemas y ahora critican a la actual administración sin ningún pudor.

 

No es hora de mirar el espejo retrovisor, pero tampoco es hora de jalonar —desde errores que vienen incluso de décadas atrás—  al actual gobierno que en muchos casos los que está es solucionando ‘chicharrones heredados’ de antiguos problemas que nos afectan.

 

Es hora de pensar como una sola ciudad:   ‘La división barranqueña es nuestro gran obstáculo’.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

CRISTHIAN GUTIERREZ MARTINEZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: cristhian.gutierrez@hotmail.com   Se puede seguir en twitter en la cuenta: @CristhianGtz     Se puede leer su blog en  http://cristhiangtz.blogspot.com/

Comments

comments

Columnistas