Amor por Barrancabermeja.

Editorial El Medio Magdalena.

 

En este nuevo aniversario de vida municipal de Barrancabermeja se hace necesario reconstruir esa identidad, sentido de pertenencia y apego por la ciudad, que en los últimos tiempos se ha diluido y disuelto en medio de la violencia, la migración y el olvido por los valores colectivos.

 

En el próximo 26 de abril es importante que cada ciudadano, que cada persona, haga un esfuerzo propio, personal e íntimo, para asumir un compromiso con el municipio y a partir de allí sacar adelante la ciudad.

 

Barrancabermeja necesita que su población demuestre su compromiso con el territorio, y no es simple retorica es una necesidad fundamental que la gente asuma su responsabilidad con la ciudad, que se comprometa a cuidar los bienes colectivos, que busque preservar la historia y tradiciones, que asuma su papel de preservar el medio ambiente y los recursos naturales.

 

Es necesario que en el marco de este aniversario toda la comunidad entienda que el municipio no es un concepto teórico, incomprensible y misterioso, sino algo vivo que se experimenta cada día por toda la población.

 

Por eso los valores sociales y los principios de cultura ciudadana no son ideas que se deben imponer sino que son elementos indispensables para que la gente viva en armonía, basándose en el respeto y la tolerancia.

 

El municipio es una entidad viva, por eso las calles, los parques, los andenes, los edificios, entre otros, son los órganos donde se palpita la vida local, donde las personas se relacionan entre ellas y con el entorno, y en la medida en que todos respetemos la ciudad, cuidemos sus espacios y convivamos en armonía, la ciudad tendrá una gran salud y la comunidad podrá disfrutar de un mejor lugar para vivir.

 

Por eso es indispensable hacer un llamado a toda la población, para que este aniversario sea la oportunidad para iniciar un cambio, que realmente todos muestren sentido de pertenencia, apego y amor por esta tierra a través de acciones concretas como respetar las señales de tránsito, cuidar la naturaleza, preservar los parques, entre otras cosas, que pueden ser el inicio de una vida municipal.

 

Es claro que la ciudad está atravesando por momentos difíciles, pero la falta de compromiso con la ciudad hace estos tiempos más arduos, y eso se puede apreciar cada vez que se arrojan basuras en lugares y momentos prohibidos, cuando se deterioran a propósito los parques, cuando se obstaculizan andenes, y en muchas otras formas.

 

De nada sirve celebrar un aniversario más, salir y acompañar el desfile o participar en él, si no hay un compromiso íntimo de cada uno de los habitantes de este municipio con la comunidad y la ciudad de cambiar el comportamiento de cada una de las personas.

 

No es posible seguir responsabilizando al vecino, al amigo, al familiar o al gobierno, cuando cada persona debe asumir y dar ejemplo de comportamiento y amor por esta tierra.

 

El mejor regalo de cada uno de los barranqueños a su ciudad es que demuestren apego y sentido de pertenencia, y esto se logra cuidando el entorno y también a la gente, a los paisanos. Si no se hace esto, será un aniversario más, vacío pues la gente olvidara lo mas importante, mas allá de las celebraciones y eventos, es recordar el compromiso con la esta ciudad que tanto le ha dado a sus habitantes, y tanto más le puede dar.

 

Los momentos de crisis son oportunidades únicas para cambiar, y Barrancabermeja necesita cambiar muchas cosas, y una de ellas es que sus pobladores empiecen a sentir amor por la tierra, hablando bien de ella, no arrojando basura, respetando al vecino, cumpliendo las normas de convivencia y de tránsito, y muchas más cosas.

 

Las escuelas, colegios, universidades, en fin la academia debe iniciar este cambio, pues son los jóvenes, las nuevas generaciones, las que deben asumir su compromiso y responsabilidad y las que representan el presente y el futuro del municipio, y que pueden materializar ese cambio, y hacer realidad ese sentido de pertenencia que tanto necesita Barrancabermeja.

 

Pero este llamado a los niños y jóvenes no es una excusa para que los adultos y mayores de esta ciudad también den ejemplo y también trabajen por que todos los habitantes de esta ciudad sienten apego y amor por este municipio.

 

Los ejemplos en el mundo donde los ciudadanos se comprometen y quieren sus ciudades muestran que se convierten en mejore lugares para vivir, y la gente logra mejores niveles de bienestar y calidad de vida. Este es el compromiso que se debe asumir cada uno de los pobladores de Barrancabermeja en este nuevo aniversario de vida municipal.

 

Comments

comments