Los Extraños.

Por: Hernando Flórez Anaya.

 

Hay  gente  que  quiere  que  seamos  ‘extraños’  en nuestra propia ciudad, que pasemos  de  ser  cívicossolidariosalegrespropositivos  y  echa ‘os  pa’lante,  por  el  contrario,  a ser  camorrerosconflictivospeleonesretrógradosirrespetuosos y hasta promotores de la violencia  en  lugar  de  las  ideas  para  defender  las  posiciones.

 

La criticadera,  la mentira  y  una  actitud  destructiva —que muestran diariamente con las personas sin conocerlas—  es el sistemático plan con el que amanecen todos los días.

 

Para ‘Los Extraños’ todo lo nuestro es malo o no sirve para nada.    Quieren pasarse todas las normas por encima, todos los días ‘piden soluciones’ pero son, paradójicamente, los que más violan las leyes.

 

A ‘Los Extraños’ nada les sirve.   No proponen sino solo destrucción, son ofensivos y delirantes, quieren enfrentar en la ciudad a unos contra otros.   Todo lo quieren regalado.   ‘Los Extraños’ tienen una micro visión de la realidad en la que no existe ‘más vida’ que el gobierno municipal.

 

Por  supuesto  que  los  gobiernos  están  en  la  obligación  y  deben  poner  condiciones para la inversión y la creación de empresas y empleo.    Con los impuestos que se recaudan  los  gobiernos  deben  mejorar  las  oportunidades  de  los  menos favorecidos, generar equidad, educación, salud, recreación y proteger a niños y personas  de  la  tercera  edad,  conservar el medio ambiente,  en  fin, ejercer las funciones para las cuales fueron creados.

 

Sin embargo, desde que ‘Los Extraños’ implantaron la forma de dirigirse hacia los demás  —con  falsedad o  cubriendo  todo  con  el  ‘manto de la duda’—   francamente,  nos jodimos.   Entonces comenzó hacer metástasis en nuestra sociedad esa forma de dirimir las diferencias.

 

Ahora no se mata con balas,  ‘Los Extraños’ destruyen con mentiras, injurias y calumnias.

 

¡Calumnia… calumnia… que de la calumnia algo queda! … parece ser la consigna de ‘Los Extraños’.

 

Nuestra  idiosincrasia cívica está en peligro por cuenta de ‘Los Extraños’ esta subcultura de ‘neobarranqueños’ que centran todo en el odio, la venganza y la destrucción.    ‘Los Extraños’  lo  hacen  con  un  resentimiento,  tan  grande,  que  uno  no  se  explica cómo  siguen  viviendo  acá.    Eso  sí,  se  ‘escudan’  en  frases  como  que  ellos  “aman  la  ciudad  o  que  les  duele”,  frase  de  cajón  que les suena insípida, falsa y vacía.

 

Para ‘Los Extraños’ su ideario es reclamar a las patadas.

 

A esos sicarios del mal  —que se la pasan maquinando con perversidad—  hay que demostrarles que los barranqueños fuimos, somos y seguiremos siendo cívicos, solidarios,  alegres,  propositivos  y  echa ‘os  pa’lante,  pero  especialmente que somos muchos más.

 

A ‘Los Extraños’ tenemos que demostrarles que nosotros todos los días luchamos por salir adelante, pero especialmente probarles que somos muchos más los que en Barrancabermeja hemos construido ciudad sin necesidad de denigrar ni hablar mal de nuestros semejantes.

 

Existimos en Barrancabermeja personas que defendemos nuestras ideas sin ofender o destruir la honra de los demás y sus familiares.

 

Somos más los que nos referimos a los demás con cortesía y con respeto.

 

Somos más los que conservamos las buenas costumbres de nuestros padres.

 

Somos más los que pagamos nuestros impuestos, los que no nos pasamos el turno saboteando e irrespetando a los demás.

 

Somos más los que acatamos la señales de tránsito y hacemos el pare cuando el semáforo nos lo indica.    En fin, sé que en Barrancabermeja hay mucha gente decente que no denigra de nadie ni lastima la honra del prójimo.

 

Si de algo me siento orgulloso es de la Barrancabermeja donde la mayoría de las personas recibimos a la gente con los brazos abiertos.

 

En Barrancabermeja somos tolerantes, solidarios, reclamamos con razones.   Sin embargo, actualmente, hay gente que se siente aturdida y desesperanzada de ver diariamente  tanta  confrontación,  tanto  odio,  tanta  bajeza  en  la  forma,  en la actitud  y  en  el  fondo  del  lenguaje.   A  eso  le  apuestan  ‘Los Extraños’.

 

Qué  deplorable  ejemplo  el  que  se  ve  todos  los  días  por  parte  de  algunos ‘Extraños’  que  en  nombre  dizque de  ‘la  moral  y  la  defensa  de  la  ciudad’, arrasan, sin misericordia, con el pellejo de gente buena y servicial y dando un deplorable ejemplo a las nuevas generaciones.   Así  obran  ‘Los  Extraños’.

 

No me cabe la menor duda  que quien dice que “todos somos malos” es —generalmente—  el más perverso, el más canalla, el más bandido;  es como si proyectaran  la  oscura  sombra  de  su  maldad  y  desasosiego  con  la  que  viven, tratando  de  ‘envolvernos a todos’, pescando en río revuelto para quedar ‘todos sucios’ y  decir que “todos  somos  lo  mismo”.   Así  es  el  ‘modus  operandi’  de  ‘Los  Extraños’.

 

Barranqueños, no nos dejemos llevar por ‘Los Extraños’.

 

Sigamos pregonando el amor por nuestra ciudad, valoremos nuestra tierra, sintamos felicidad de vivir en ella con el orgullo cierto que su gente es buena.

 

Sigamos siendo  atentosamablessolidariosreclamemos  sin  groserías.

 

Desestimemos las mentiras,  rechacemos las ‘zozobras apocalípticas’, porque —entre otras cosas— esta no es ni la primera ni la última vez que en Barrancabermeja hemos tenido malos momentos.

 

Siempre la gente de bien de Barrancabermeja ha sacado adelante a nuestra ciudad, porque cuando actuamos bien la recompensa que obtenemos es buena,  pasa como en las buenas películas que al final los buenos siempre ganan.

 

Vamos  a resistirnos y a rechazar a ‘Los Extraños’.    Procuremos que ellos, ‘Los Extraños’, no influyan en nuestras vidas.   Continuemos siendo cívicos, solidarios, alegres, propositivos  y  echa ‘os pa’lante.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

HERNANDO FLÓREZ ANAYA es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede  ser  contactado  en  el  correo  electrónico:  hflorez719@hotmail.com

 

 

 

Comments

comments