La seguridad de Barrancabermeja: ‘una pesadilla’.

Por: Cristhian Gutiérrez Martínez.

 

Un tema que no deja descansar a ningún gobierno es el de la seguridad.   La tranquilidad de sus pobladores es un compromiso de todo gobernante que debe estar apoyado, principalmente, por la Policía Nacional y en permanente colaboración por parte de la comunidad.   Lamentablemente la delincuencia se ensañó la semana pasada con Barrancabermeja y se encendieron las alarmas.

 

Primero, debemos recordar que la ubicación geográfica de Barrancabermeja la hace ‘punto estratégico’ para los delincuentes: el rio Magdalena, la conexión con autopistas con el resto del país (Bucaramanga, Cúcuta, Bogotá, occidente y costa norte colombiana), además de la industria del petróleo, hacen de nuestra ciudad un ‘punto logístico’ clave para la delincuencia.    Así lo decía el comandante paramilitar Carlos Castaño cuando hizo referencia a las ayudas que ofreció su organización a diferentes alcaldes de la región para ganar las elecciones del año 2004.

 

A lo anterior se le suman otros factores que resultan claves en el problema:

 

La crisis económica.

 

La obsoleta y congestionada justicia barranqueña.

 

La presencia de grupos de micro tráfico de estupefacientes que se disputan el control territorial de específicas zonas de la ciudad.

 

La falta de comunicación estratégica entre la Policía Nacional y la comunidad (que para mí, personalmente, es el factor más importante del problema).

 

Me refiero a la ‘obsoleta, congestionada’ y en ocasiones ‘justicia corrupta’.

 

Si bien, el 90% de los jueces que están en Barrancabermeja en todas las jurisdicciones cumplen altos niveles de calidad, existe un reducido grupo (y eso hay que decirlo con franqueza) que se presta para ‘vagabunderías judiciales’.

 

Bien me decía un funcionario de la Fiscalía que para ese pequeño grupo la norma era desconocerle las normas a los ciudadanos del común.

 

Como lo he venido denunciando desde hace algunos años, existen ‘carteles de la justicia’ donde concursan abogados y funcionarios de la rama judicial para defraudar en sucesiones, procesos ejecutivos, divorcios —entre otros— a los que no tienen posibilidad de acceder a los buenos oficios de un togado.   Lo anterior sin mencionar lo congestionada que se encuentra en nuestra ciudad la Fiscalía General de la Nación.

 

En Barrancabermeja es absurdo que un fiscal tenga más de 3.000 procesos a su cargo, francamente, con esa estadística es muy difícil ser eficiente en su trabajo.

 

Y para terminar, queda el tema del creciente micro tráfico que se enlaza con la difícil situación económica del país y la falta de comunicación entre la comunidad y la Policía Nacional.  Esta complicada circunstancia hace que se eleve la ‘percepción de inseguridad’, pues la lucha por el control territorial, a sangre y fuego, que se viene dando en toda Colombia retumba más en la históricamente golpeada Barrancabermeja, que sufre entera al escuchar de homicidios a bala, temiendo que vuelvan ‘aquellos tiempos’ donde era usual amanecer con varios muertos en las calles.

 

El panorama no es alentador, pero entre todos podemos aportar para pasar rápido este difícil momento.  Colaboremos todos con las autoridades.

 

Desde el Gobierno sé que hacen todos los esfuerzos para que la Policía Nacional tenga las herramientas necesarias para hacerle frente a la delincuencia.

 

No es sano, ni conveniente lo que pretenden algunos ‘oportunistas’ que ‘por todo’ quieren culpar a Darío Echeverri y peor aún de pretender verlo en las calles ‘con un bolillo’ en la mano detrás de los ladrones.  Así no es.

 

Soy testigo de los constantes llamados que hace a los comandantes de la Policía en los consejos de seguridad para que se note más la presencia de las autoridades en las calles.

 

ADENDA: Sin perjuicio de que Édgar Cote fue electo con la ayuda de los grupos paramilitares, (como la mayoría de los políticos en esa época en todo el país), no puedo desconocer que fue un alcalde que dejó muchas cosas positivas para Barrancabermeja, desde ‘sacar a patadas’ a un Secretario de Despacho que quería abusar de una joven abogada, hasta el mejoramiento arquitectónico del puerto petrolero con obras que aún hoy están a la vista de todos nosotros.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

CRISTHIAN GUTIÉRREZ MARTÍNEZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL, puede ser contactado en el correo electrónico: cristhian.gutierrez@hotmail.com    /   Siga a Cristhian Gutiérrez en Twitter: @CristhianGtz  /   Vea su página en YouTube:  https://www.youtube.com/channel/UC_zsGVtM22pttpK1miQ_sjw   

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas