En Barrancabermeja el ‘pasivo ambiental’ es de todos.

Por: Hernando Flórez Anaya.

 

Es cierto que nuestra ciudad padece de un ‘gran pasivo ambiental’: la industria petrolera, la falta de cultura ciudadana y el poco compromiso que se ha tenido para tomar decisiones oportunas, entre otras muchas cosas, no han hecho más que agravar el problema.

Se habla mucho en estos días de este tema e incluso se le ha relacionado con un bebe fallecido con ‘anencefalia’.

 

No hay hasta ahora ninguna prueba científica que pueda —categóricamente— decir cuál fue la causa. Todo lo que se pueda decir, por lo tanto, queda en el plano de las conjeturas, bastante temerarias, por no decir irresponsables.

 

Es bueno mantener el tema en constante debate, sobre todo si lo que se quiere, realmente, es buscar soluciones, pero los problemas de este tipo, sobre todo de este tipo, requieren mesura y la implantación de nuevas formas de comportarnos como ciudadanos.

 

De manera clara y contundente el alcalde de Barrancabermeja, en la reunión del 22 de febrero de 2017, propuso y fue aprobado por el Consejo Directivo de la CAS, “el monitoreo de las aguas de las ciénagas San Silvestre y El Zarzal, así como del agua que distribuye la empresa Aguas de Barrancabermeja y los lixiviados del relleno de REDIBA”. Esto demuestra el compromiso personal que tiene el alcalde de Barrancabermeja con el tema ambiental.

 

Esta administración está haciendo cosas importantes por lo ambiental, desde campañas cívicas de aseo y recolección de basura y aparatos electrónicos, pasando por concientizar a los habitantes de la importancia del correcto manejo de la disposición de todo tipo de basura, realizar el PGIRS, resolver el problema de la PTAR que llevaba empantanado más de 8 AÑOS, léase bien, 8 AÑOS para adjudicarla.

 

La ciudad durante las pasadas administraciones pudo haber pedido que Hidrosogamoso en su momento nos trajera el agua de la represa, nos dormimos y nada se hizo sobre el particular.  Igual que en la PTAR, aplazamos una posibilidad que nos hubiera servido mucho desde años atrás.

 

Con los ‘rellenos sanitarios’ pasó algo aún más grave, se permitieron la instalación de Anchicaya y de REDIBA con la complicidad de las administraciones departamental y municipal de la época.

 

Aún más,  NO supimos actuar con el Relleno La Esmeralda y las llamadas ‘celdas transitorias’.   Malas decisiones acumuladas durante las pasadas administraciones nos tienen hoy en una pésima situación ambiental.  Esas responsabilidades no se pueden sacar de la problemática actual.

 

Ayudar a que el gobierno actual de Darío Echeverri avance en el tema es importante, pero que se avance en forma integral, porque la falta de una PTAR y de un PGIRS  es tan grave como ‘la falta de cultura ciudadana’  y tan grave como ‘la presencia de los rellenos sanitarios y sus lixiviados’.   Igualmente grave es ‘la falta de voluntad política’ para resolver o sentar las bases para corregir el problema.   Ninguna de ellas es más vital que la otra, o viceversa.

 

Muy seguramente en el gobierno de nuestro alcalde, Darío Echeverri Serrano se avanzará en muchos aspectos como se ha venido demostrando, pero la tarea de ponernos  al día con nuestro pasivo ambiental no es tan fácil, ni está a la vuelta de la esquina.

 

Esto no es como comprar el terreno para construir la cárcel o la mega ludoteca.  Todo lo que tiene que ver con ‘cambiar la cultura ciudadana’ requiere una profunda interiorización de cambio y de respeto a las obligaciones y deberes, algo que nuestro país en general no quiere aceptar, por eso tal vez pululan las leyes, acuerdos, decretos y todo tipo de fijación de normas para regular lo que deberíamos hacer solo por simple educación y urbanismo.

 

El tema es grave y así lo entiende la administración municipal.  Así que ‘más que andar criticando a toda hora todo, se requiere más solidaridad, más pedagogía, más cultura y acciones conjuntas de los ciudadanos y de los entendidos en el tema’.

 

El pasivo ambiental es una carga dolorosa, de muchos años, y es un problema que debemos resolver entre todos.  Obras, buenas decisiones, conciencia y cultura ciudadana deben ser parte de la mezcla para encontrar soluciones a corto mediano y largo plazo.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

HERNANDO FLÓREZ ANAYA es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: hflorez719@hotmail.com

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *