Si tienes a tu madre viva, considérate un afortunado.

gustavoPor: Gustavo Arciniegas Ocampo.

Este domingo 13 de mayo se celebra el Día de la Madre. Se trata de una bella tradición que sigue vigente y en esta oportunidad, saliéndome de los parámetros de la dura crítica contra algunos políticos locales, quiero rendir un homenaje a esas mujeres únicas y especiales; madres valientes llenas de un amor inconmensurable hacia lo más sagrado: SUS HIJOS.

Poseedoras de una bondad infinita que no conoce límites, las madres son decididas, abnegadas, especialmente las llamadas «cabeza de familia», que solas llevan las riendas del hogar.

Me llama poderosamente la atención que solo el amor de la madre es incondicional.
Mientras el amor de pareja casi siempre está condicionado a la fidelidad, a la estabilidad, al dinero, incluso a la entelequia de un rendimiento sexual y a tantas exigencias que nos pone hoy la sociedad de consumo, por el contrario el amor de la madre es total y absolutamente incondicional.

Nadie como la madre, ella es dadora de vida y de afecto, sus caricias nos colman en la tierra y en el cielo, porque el amor de una madre es infinito y a la vez sencillo y verdadero.

Por eso si tu madre está contigo, considérate afortunado, no muchas personas tienen esa suerte.
Obsérvala, mira como el peso de los años ya hace mella en su cuerpo y sin embargo siempre ha estado ahí para cuidarte y protegerte.

Es que se me salen las lágrimas escribiendo esta nota.
Nuestras madres son invencibles y cuando hay problemas ellas se hacen enormes y nos dan una gran lección de fortaleza. Díganmelo a mí, que tuve una madre bondadosa y de un corazón desmedido, inmenso y descomunal.

Por eso lo repito, Si tienes a tu madre viva, considérate un afortunado: Quiérela, cuídala, respétala, valórala, es tu madre, esa que sería capaz de dar la vida por ti y por todos tus hijos. No la abandones, recorre aferrado a su mano el camino de la vida.

La madre es el ser más valioso, ella siempre te escucha y te regala el tiempo que tu pidas para aconsejarte, tu progenitora es tu mejor amiga, descúbrela y charla con ella, no sabes lo importante que es aprender de su sabias lecciones, quien sino ella ha enfrentado la existencia con coraje y tesón, quien sino ella se ha impuesto ante la adversidad, quien sino ella ha puesto sus hombros para apoyarnos y sacarnos adelante.

Le debemos mucho a nuestra madre, por eso es correcto pagarle con creces y no hablo de lo material, hablo de lo espiritual.

Siéntete orgulloso de tener una madre que te quiere, camina con ella, llévala a todas partes, dile al mundo que te rodea que la amas, que no hay nadie como ella.

Las madres son la razón de nuestra existencia, sin ellas nada existiría.
Desde Barrancabermeja Virtual vaya nuestro respeto y admiración a todas las mujeres que le dan ese valor sublime a la palabra «Madre».

¿Sorprendidos por mi cambio de estilo en la redacción de esta columna? No se me sorprendan.
Solo el inmenso amor de una madre me hace escribir de esta manera.

Repito, «si tienes a tu madre viva, considérate un afortunado».

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
GUSTAVO ARCINIEGAS OCAMPO es un periodista barranqueño con 35 años de experiencia en los medios. Puede ser contactado en el celular  312-316-6624 o en el correo electrónico: gustavoarciniegas@yahoo.com
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Comments

comments

Categories