El candidato cívico que perdió la compostura (Por: Rosberg Perilla)

El candidato cívico que perdió la compostura (Por: Rosberg Perilla)Después del último debate entre candidatos a la alcaldía de Barrancabermeja, donde hubo un fuerte ‘contra punteo’ entre  Jonathan Vásquez y Freddy Pulecio, los seguidores del candidato Vásquez lanzaron una nueva consigna de campaña: “si sabe algo, denuncie”.

 

Rápidamente, la red de seguidores del candidato Jonathan Vásquez volvieron tendencia local en Barrancabermeja esta sonora y efectiva frase de campaña, para desviar la atención a las serias y fundamentadas inquietudes presentadas por el candidato del Polo Democrático a la alcaldía de Barrancabermeja, Freddy Pulecio.

 

La preocupación de Freddy consiste en el temor de un posible triunfo de la campaña Cívicos al 100%   lo que traería como consecuencia la llegada a Barrancabermeja del senador José Alfredo Gnecco «a servir como gestor a nivel nacional de los innumerables recursos que se necesitan para la cantidad de obras y promesas que ha realizado Jonathan Vásquez en campaña».  Esta afirmación repetida en varias oportunidades por el propio Jonathan.

 

Después de casi 2 años de alianza entre Gnecco & Vásquez, que según Jonathan es «buscando la ayuda del senador para gestionar recursos para la ciudad», todavía no se conoce ningún resultado de parte del senador Gnecco para con Barrancabermeja.

 

 

Le puede interesar:  Quien es José Alfredo Gnecco Zuleta según Wikipedia

 

 

Lo único que se supo fue que Gnecco hizo parte de los 30 congresistas más flojos y campeón en inasistencia, según la investigación de la ONG Trabajen Vagos.

 

 


¿Por qué es válida la preocupación de Freddy Pulecio?

 

Como ha sido de público conocimiento a través de publicaciones a nivel nacional del periódico El Espectador y el portal Las 2 Orillas,   el clan de los Gnecco  —el mismo que va a gestionar los recursos que necesita Jonathan para gobernar—  es considerada una organización mafiosa, politiquera, dedicada en el pasado al contrabando, narcotráfico con varios de sus miembros condenados por corrupción y parapolítica, que según dichas publicaciones (El Espectador y las 2 Orillas)  han  acabado con  el departamento del Cesar.

 

 

 

En atención a la anterior consideración —con sobrada razón— el candidato a la alcaldía de Barrancabermeja, Freddy Pulecio llama la atención sobre este delicado tema y hace pública su preocupación por lo que pueda pasar en la ciudad con la llegada de este poderoso, pero desprestigiado clan político.

 

Sin embargo, la respuesta de Jonathan es la de “si sabe algo, denuncie”, frase sonora que sirve de «distractor» y como forma de salir del paso, pero que no aclara ni explica esta desafortunada «alianza» bien publicitada, tanto por Jonathan como por el mismo Gnecco.

 

 

 

 

Resumiendo, Freddy Pulecio no tiene nada —por ahora— que denunciar sobre ese tema, sin embargo, es muy difícil creerle a un candidato como Vásquez que va «a combatir la corrupción» en alianza política con el clan Gnecco del Cesar.

 

Es solo cuestión de coherencia en su discurso.

 

Lo cierto es que, si de denuncias se trata, el novato candidato Jonathan Vásquez, sin haber todavía ocupado ningún cargo público —salvo OPS sin ningún tipo de funciones— ya tiene en su contra varias investigaciones por financiación indebida de campaña, fraude y violación de los tiempos y los recursos de campaña, incluso constreñimiento al elector, que de momento son materia de investigación por parte de las autoridades.

 

Así las cosas, es totalmente contradictorio a su «discurso conciliador» las destempladas y groseras salidas en falso de Jonathan Vásquez en contra de quienes lo cuestionan, incluso, pese haber firmado un pacto de no agresión con sus colegas candidatos teniendo como garante al señor Obispo de la Diócesis de Barrancabermeja.

 

 

 

 

Afirmaciones como la tratar de «corrupto» a un respetable periodista a nivel nacional como don Jorge Gómez Pinilla de El Espectador, solo porque le cuestiona sus alianzas políticas, o tratar de «lava perros» a ciudadanos que lo critican por el ejercicio de su actividad política, es la evidencia de la inmadurez y la soberbia de un joven inexperto, con ínfulas de emperador, que —lamentablemente— lo dejan muy mal parado ante el electorado local.

 

Definitivamente el candidato cívico perdió la compostura.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.   Puede ser contactado en el correo electrónico: periodista22@msn.com

 

 

Este artículo también lo puede leer en BVirtual “la nueva forma de escuchar radio” – para instalar la aplicación: Para Android – dar click aquí  

 

Le puede interesar:  Rodolfo Hernández, un corrupto que finge ser honrado

 

Le puede interesar también: Desencanto – Por: Darío Echeverry Jr.

 

Le puede interesar también: Un NO rotundo a los insultos en las redes sociales

 

Le puede interesar también: Debates y fantasías

 

Le puede interesar también: Por pasos contados hacia un conflicto bélico

 

Para leer más noticias de Barrancabermeja y el Magdalena Medio pueden dar click aquí

 

 

 

Comments

comments

Categories